Montessori

Una pequeña ayuda, una gran ayuda: Casa de los niños Palo Solo

Sabemos que Casa de los niños Palo Solo, esta escuela que funciona con donativos para poder atender a los niños de la zona, necesita apoyo. Debido a los temblores ocurridos en México los fondos se han ido a cubrir otras necesidades y en estos momentos necesita nuestra ayuda.

Muchos de nosotros conocimos a Palo Solo por su fundadora. Julie Rivera Rio, que ha sido nuestra formadora, guía y un gran ser humano. En mi caso esto me llevó a hacer las prácticas esta líndisa escuela (aquí un video), en la que aprendí la gran mayoría de lo que sé.

Por eso , por todo lo que a muchos nos ha dado y nos sigue dando, queremos recaudar fondos para esta escuela. Se recogerán donativos hasta navidades para enviárselo íntegramente. ¡Porque una pequeña ayuda, puede ser una gran ayuda para esta escuela!

Podéis hacer la tranferencia al siguiente número de cuenta:

Caja Laboral:

ES 7030350069570691134503

Y si estás en México

Casa de los niños de Palo Solo, I.A.P

Cuenta 6293610

Sucursal:233

Clave interbancaria: 002180023362936102

SWIFT BNMXMXMM

Casa de los Niños de Palo Solo, I.A.P. inició actividades en Septiembre de 1979 con 25 niños y niñas brindándoles educación Montessori de calidad a la comunidad infantil vulnerable de la colonia de Palo Solo, Huixquilucan, Estado de México y las colonias aledañas.

Desde hace 38 años nuestro objetivo es proporciona a nuestras niñas y niños en edades de 1 a 12 años las bases necesarias para un mejor desarrollo, nivel de vida en su entorno y en la sociedad así como la integracion de sus familias también.

De acuerdo a estadísticas en educación en México (CONEVAL 2015), 3 de cada 10 niños en edades de 3 a 15 años no asisten a la escuela en las zonas marginadas del municipio de Huixquilucan, Estado de México.

Casa de niños de Palo Solo I.A.P actualmente atiende a más de 200 niñas y niños , más de 135 familias y 150 personas entre niños, adolescentes y adultos, incidiendo así en la transformación social de esta comunidad.

La labor de esta Casa de los niños, no se ha limitado a cumplir con un programa educativo. Cuenta con un centro de atención psicopedagógica para problemas de aprendizaje, de lenguaje y neurológicos, así como ayuda psicológica a los padres de familia y la comunidad en general; además contamos con capacitación para el trabajo y educación para adultos, alfabetización, primaria y secundaria abierta y cursos de informática. Todo lo anterior abre las posibilidades de ascensos en los niveles sociales, culturales y económicos de estas personas, así como un mayor compromiso con su entorno, su comunidad y su país.

Por lo que , te invitamos a donar becas a Casa de los niños de Palo Solo, I.A.P.  Con tu ayuda, compromiso y gran amor al altruismo impulsaremos la educación en nuestro país.

Casa de los Niños de Palo Solo es un arealidad, pero continúa siendo un sueño. Es aún un minúsuclo grano de arena en un mar de carencias, en una sociedad que padece falta de oportunidades y profunda polarización social. El cambio es posible, granito a granito.

¡Gracias por tu esfuerzo en donar para una eduación digna y justa de las y los niños de Palo Solo!

www.palosolo.org.mx

Facebook: Casa de los niños Palo Solo

 

Queriendo devolver todo lo que nos han dado…

Mil gracias por todo

Formación Montessori pública para maestr@s

Ya ha pasado un trimestre desde que comenzamos las formaciones para maestr@s y es un buen momento para mirar atrás.

Estas formaciones son organizadas por el CAP de Navarra (departamento de educación), por lo que son gratuitas para l@s maestr@s y les dan puntos para oposiciones y traslados.  Por ahora se han realizado dos formatos diferentes; un curso de 70 horas de ambiente y materiales Montessori de primaria y 3 cursos de 20 horas de sensibilización Montessori.

Ambos cursos tienen un enfoque lo más vivencial posible, es decir, pretendemos llegar a conocer la pedagogía Montessori utilizando lo máximo posible la pedagogía Montessori, cosa que suele ser poco común en la formación por ser demasiado teórica. Pero este enfoque en el que nos metemos en el papel de los niños , solo es posible si disponemos un ambiente preparado, lo que nos llevó a crear el espacio de formación y ludoteca Montessori en Huarte, con el apoyo del departamento de educación y el ayuntamiento de Huarte.

La formación de primaria de 70 h fue una formación intensa; se apuntaron 70 maestras aunque solo había 16 plazas, y compartimos todas las tardes de septiembre. Fue un gran esfuerzo para todas las asistentes teniendo en cuenta que siendo maestras trabajaban todas las mañanas y las tardes estábamos de 4 a 8  en el espacio. Estructuramos el tiempo de manera que a diario había presentaciones tanto de matemáticas como de cósmica ( grandes lecciones, zoología, botánica, geografía e historia) y un tiempo de prácticas.

En las prácticas podíamos seguir nuestros propios intereses e investigaciones, practicar con algún materiales presentado, descansar y comer algo, hacer un experimento, etc…

De esta manera, tal y como sucede con los niños, cada día se veía actividad más profunda y concentrada, más intereses, relaciones de grupo sanas por los intereses comunes, etc…

Partiendo de la tabla de multiplicar podemos encontrar relaciones, crearla con perlas, ver regularidades, calcular el total… ver números cuadrados, cúbicos, y hasta calcular la fórmula del binomio.

Un verdadero ambiente de trabajo Montessori... hasta el punto que hubo investigaciones que duraron prácticamente todo el mes… en la primera gran lección vimos cómo se crearon todos los átomos ¿Pero qué es un átomo? y así un grupo se pone a investigar qué es, cuál es su estructura, dónde lo podemos encontrar…. ¿ y ahora cómo plasmamos todo esto? así que se ponen a hacer dos maquetas de átomo (la simple y la complicada) y al final del curso nos lo presentan a todas (como hacen los niños) para que podamos aprender unos de otros.

De esta manera cada una de ellas, ha podido vivir en primera persona un ambiente Montessori y sus bases filosóficas; llegamos a conceptos clave como el ambiente preparado y relajado, el papel de la guía, el interés del niño, la autonomía, el aprendizaje activo, la importancia del descubrimiento y de construir el aprendizaje, la observación,  etc… desde la experiencia, en primera persona, cosa que se queda .

Esta inmersión es un cambio total de la visión de estos tres elementos claves: niño, ambiente, maestra… y estas son sus reflexiones ( en forma de tela de araña, de trébol, etc.)

Fue un verdadero placer de curso, en el que disfruté muchísimo y en el que me emocioné al ver la implicación y las ganas de cambio de estas maestras.

Es gracioso cuando comentan después de todo un mes y todo el esfuerzo ¡Que acabamos de comenzar, que 70 h se quedan en nada!

Después comenzamos con 3 cursos de sensibilización de 20 horas cada uno. En lad primerad hora de publicación de estos cursos se apuntaron 250 maestros, siendo para unas 20-22 plazas.¡Esto demuestra el gran interés que hay por parte de las maestras de encontrar alternativa y cambiar la visión del niño!

Este al ser un curso más corto, es una sensibilicación , donde mostramos la relación y continuidad entre infantil y primaria desde el enfoque Montessori, terminando con una sola sesión de prácticas, que como dicen siempre se queda corta.

Cada uno de estos maestros ha puesto en práctica en su día a día algo de lo aprendido en el curso: desde presentaciones de matemáticas, observación de un pez, un rincón de experimentos, o promover la vida práctica…
Pero ¡Qué bonito cuando una maestra se da cuenta que el ambiente preparado es importante y al día siguiente cambia su clase! o ¡Cuando otras se dan cuenta que solo con cambiar la manera de dirigirse a los niños y utilizar la economía de palabra se tranquiliza todo el ambiente!, o ¡Cuando los maestros de repente se paran a observar y diseñan actividades desde esta observación!
Un curso corto que sembró semillas en cada uno de ellos, y esta semillas en cada centro, cada aula darán sus frutos… hacia una educación más respetuosa y adecuada para los niños.

Un total de unos 82 maestros que han hecho alguna de las formaciones… y continuaremos el segundo y tercer trimestre.


¡Qué mejor regalo! ! Gracias a todas por estos cambios en vuestro día a día en las aulas! que todos sabemos que no es fácil, pero son grandes cambios.

Y si queréis compartirnos esos cambios… escribid por favor… que pueden inspirar a mucha gente.

Cómo comenzar una experiencia Montessori con 70 niñ@s II

Han pasado dos meses desde que comenzamos ¡Y han pasado tantas cosas!

Como os conté en Cómo comenzar una experiencia Montessori hicimos dos días de primera ronda donde presentamos el espacio y sus normas a todos los niños, organizando turnos, lo cual duró unas dos semanas.

Una vez pasado este tiempo, comienza el ritmo habitual, teniendo en cuenta que no cada día vienen los mismos niños, es decir que no hay grupos (aunque esto facilitaría mucho el día a día tanto de niños como guías).

Las niñas y niños van entrando uno a uno y deciden qué quieren hacer. Lo más habitual es que los primeros días vayan a materiales más conocidos como manualidades y juegos de mesa:

Pero sin duda hay otra actividades estrella, como usar la máquina de escribir y como dicen ellos ” cocinar”, que es ir a la zona de vida práctica donde se pueden preparar un zumo, untar una tostada, y cortar una manzana. Son momentos que disfrutan, tanto en la activadad como en la recogida. Incluso desde que se lo presentamos a una niña, no paran de pedir la actividad de limpiar cristales, para lo que llevan el cubo con todo lo necesario al espejo, se ponen el delantal y a limpiar.

Pero siempre hay alguno que da vueltas por el ambiente observando qué hay por ahí… y cómo no el gabinete de perlas y el gabinete de geometría son super llamativos, así que de esta manera se sientan en “la silla de pedir ayuda” y piden que les presentemos los materiales. Se despliegan las cadenas, se cuentan ¡Y hasta podemos hacer números cuadrados y cúbicos!

Y cómo no ¡Las fracciones atraen a cualquiera!

No conocesmo todavía mucho a los niños, ni sus intereses, ni su estado de desarrollo, pero ellos son los que nos van dando pistas; hay quien nos cuenta que le interesa el universo y los planetas, quien nos pregunta por los números ( al que le sacamo el material de perlas doradas y concreto) o que nos dice que le encantan los experimentos.

 

Hay niños que tienen las ideas claras, como un niño de 5 años, que al ver el esqueleto se coge un papel y un lapiz, acerca una mesa y dice que ” quiero estudiar el esqueleto”. Después de hablar un rato sobre él, con la ayuda de una niña lo dibujan, y cómo quieren escribir, se ayudan del alfabeto bicolor para escribir esqueleto en euskera.

La actividad trae más actividad; los niños se inspiran de otros niños o de cosas que traen de casa… aunque nosotras también llevamos propuestas. Como el pez que convive con nosotras en el espacio. Esto nos ha llevado a observar el pez, descubrir su anatomía externa, alimentarlo y cuidarlo, dibujar todo… incluso ante la pregunta de si será chico o chica, traer un pez muerto y analizar su anatomía interna con todos sus sistemas ( respiratorio, digestivo, reproductor, nervioso, etc)

Mucha, mucha actividad… tanta que es dificil ponerle palabras…

Pero lo más bonito pasa a través de todo esto… se ven niños disfrutando de lo que hacen, plenos en su actividad, concentrados… se empiezan a ver nuevas relaciones entre ellos, y cada vez relaciones de más respeto, porque lo importante es estar bien..

Y con nosotras se siente, se vive una relación de respeto también; niños que se sientan en la silla para pedirnos ayuda, que si les pedimos que hagan o recojan algo lo hacen a gusto, que acojen las propuestas con los brazos abiertos, etc…

Y cierro con una anécdota que nos llegó al corazón. Un familiar de un niño nos pide entrar ” Me han contado que los niños están muy tranquilos ahí y quiero ver si es verdad”. Entra observa y nos dice: ” No me lo puedo creer. Tenéis el cielo ganado. Fuera esperando a entrar están todos alborotados y en cuanto os ven se ponen en fila y se tranquilizan ¿Cómo lo hacéis?”
Nos reimos… nosotras no hacemos nada…pero una frase de María Montessori resume muy bien, lo que ha pasado en menos de un mes con estos niños..
“Si el niño se acostumbra a trabajar según su orden interior (en el pensamiento montessoriano la disciplina interior), enseguida accede al orden exterior, a la calma, a la autodisicplina”

Si queréis seguir el día a día en facebook voy contándolo

 

Cómo comenzar una experiencia Montessori con 70 niñ@s I

¡Parece imposible! 70 niñas y niños de 5 a 10 años, sin experiencia Montessori, en un aula Montessori

¿Cómo se hace?¿Cómo se comienza?

Esta es una de las grandes preguntas que todas nos hemos hecho. Cuando ves un ambiente Montessori que funciona, siempre viene esto a la cabeza; ahora los niños están trabajando concentrados, disfrutando, son autónomos, se respetan y disfrutan, pero ¿Cómo fue el comienzo? o como dicen muchas maestras, esto se puede hacer en una escuela Montessori, pero en la escuela pública con 25 ¿Cómo se hace?

Pues como nos gustan los retos, nos hemos planteado un gran reto, crear una ludoteca Montessori  por las tardes en la que se han inscrito 70 niños y niñas que obviamente nunca han estado en un ambiente Montessori.

Verdaderamente, os voy a confesar que siempre me ha parecido un gran reto, pero un reto posible, y un ejemplo para muchas iniciativas que quieren comenzar, y por eso me propongo narraros a medida que avanzamos esta experiencia, para demostrar que aunque con dificultades se puede.

  • Esta experiencia no comienza el día 1 que se abre la ludoteca, sino mucho antes, cuando diseñamos el espacio . El espacio como dice María Montessori debe tener todo lo necesario para nada imprescindible, ser ordenado, bello y que cada elemento tenga un propósito. Así cuando nos pusimos a diseñar, decidimos que debía mantener las áreas que ya tenían la ludoteca, que funcionaban bien, y que los niños y niñas necesitan por haber estado en la escuela: manualidades, biblioteca,  juegos de mesa y una sala de psicomotricidad contigua. Y decidimos incluir áreas Montessori, zona de  comida y vida práctica, Matemáticas, Lengua y educación cósmica con una zona de experimentos. Del diseño de espacio se puede hablar largo y tendido, aquí algunas claves.
  • Cada espacio tiene sus normas de uso y éstas hay que reflexionarlas y tenerlas muy claras antes de comenzar; ¿cuántos pueden comer en la mesa de la merienda?¿Qué tienen que hacer cuando terminan?¿Qué hacen si se les cae o ensucian algo y dónde está lo que necesitan?¿Cómo piden ayuda?¿Pueden coger cualquier material o nos lo piden antes? Esta es la verdadera clave para que los niños puedan disfrutar del espacio de manera autónoma, todo lo que María Montessori llama Gracia y Cortesía.  Y una vez que se tenga claro , hay que contárselo a los niños.
p1110597

Sillas para pedir ayuda y zona de papelería

  • Diseño del primer día con nuestras circunstancias concretas: teniendo en cuenta que a la ludoteca los niños y niñas deciden cuándo quieren venir ( nunca todos a la vez), pero sabiendo que es importante que conozcan el espacio, decidimos hacer dos rondas de presentación del espacio con 17 niñas y niños en cada turno. Y cómo veíamos que era mucho para un solo día decidimos el primer día presentarles varias zonas y su funcionamiento: merienda y vida práctica ( de 3 en 3), la zona de manualidades y mezclas, la biblioteca, juegos y matemáticas si nos lo piden. Además de cómo pedirnos ayuda y la señal para llamar la atención de todos. El resto del primer día, pensamos que es que lo disfruten.
  • Y ahora sí: el primer día. Entran en dos grupos de  8 niños y niñas, nos sentamos en la alfombra y nos presentamos. Suena la campana que nos pide atención y dice que vamos a dar una vuelta por el espacio conociéndolo: la zona de merienda y vida práctica, la zona de mezclas, manualidades, la silla para pedirnos ayuda, la máquina de escribir, la biblioteca y cómo guardar todos los libros, y cualquier cosa de matemáticas que nos la pidan. Una vez que hemos hecho esto, cada uno decide qué hacer y es precioso ver como varios niños de 5 años van a preparase alimentos y fregar sus platos, otros se van a manualidades y juegos, cómo se sientan en la silla cada vez que nos necesitan y algunos piden materiales de matemáticas como fracciones, cadenas, etc. 

En un par de horas, hay niños y niñas tranquilos, en un ambiente bastante relajado, concentrados en sus actividades en las que disfrutan… ¡Verdaderamente parece magia cómo un ambiente así conecta con los niños! y cómo cuando vienen a buscarles no se quieren ir.

Hemos terminado la primera ronda con los 70, en general con muy buen sabor de boca (mejor de lo esperado), pero sabemos que cada día es un reto, pero que pondremos lo mejor de nosotras para que estos niños puedan disfrutar de este espacio.

Y que intentaré narraros todo este proceso, con sus dificultades incluidas.

Porque es posible, y porque los niños se lo merecen.

 

Experiencia Montessori en el aula de apoyo

Conocí a Sagra, porque asistió a varios de nuestros cursos. Ella me iba contando sus experiencias en la escuela y le pedí que las compartiera, ya que podían inspirar a mucha gente. Estas son sus palabras, muchas gracias por compartilo:

Mi nombre es Sagra y soy maestra de la escuela pública. Estoy en Fuente Palmera, un pueblo de Córdoba.

Quiero compartir mi experiencia de este último curso de mi trabajo en la escuela.

He estado varios años como maestra de música, otros de tutora en primaria y después tres de excedencia para acompañar a mi hija en esos primeros años de vida. Aquí me quiero detener un poco porque si en todo el tiempo que llevo como maestra, que son ya 14 años, han sido estos tres años de crianza los que más me han hecho aprender y reflexionar sobre que es educar, acompañar, los aprendizajes, el respeto a los ritmos de los niñ@s, los espacios preparados, el acompañamiento emocional, la confianza en el aprendizaje innato del ser humano….. en fin, cuestiones que antes me rondaban por mi ser, pero ha sido la maternidad lo que me ha sacado todo esto a la luz y….. más que agradecida de que así fuera. A raíz de todo esto, también me ha interesado formarme en pedagogía activa y en Montessori.

 

Cuento esto así a grosso modo, porque cuando el curso pasado me tuve que incorporar de nuevo a la escuela, yo estaba agobiada porque no sabía como iba a canalizar todo esto que yo estaba sintiendo. Porque, cuando empiezo a sentir todo esto con tanta fuerza, sé que no hay marcha atrás en como siento la vida, mis relaciones y el trabajo, claro.

Lo interesante fue que al llegar al cole me proponen dar el refuerzo educativo, es decir, trabajar con aquellos niños/as que van un poco desfasados con su grupo-clase. Me lo pienso bastante pues….. no tenía ni idea de como hacer este trabajo nuevo y que yo me sintiera también realizada.

¡¡¡¡¡Ya está!!!!!! pensé, recojo todos los materiales que hay en el cole por ahí guardados sin utilizar, compro algunos más….. y monto un espacio donde trabajar con estos niñ@s.

Entiendo el refuerzo educativo como un recurso muy valorado para acompañar a los niñ@s en pequeños grupos que necesitan más atención y apoyo en sus aprendizajes. Para ello considero fundamental un cambio de metodología, mucho más manipulativa y con una  presencia  auténtica del adulto. También considero necesario un espacio físico agradable y un espacio emocional seguro.

 

Y… así fue!!!! ahora tenemos un aula conmateriales de matemáticas y lengua, algunas cositas Montessori también. Para mi es un espacio sagrado porque los niñ@s que vienen a esta aula disfrutan, les veo  concentrados, cuidan mucho los materiales, participan de todo su proceso de aprendizaje,es decir, preparan y recogen también los materiales que usan, comienzan a confiar más en ellos mismos, sin miedos al error.  Saben que aquí nos hablamos con respeto y respetamos los ritmos de cada uno.

Cuando estoy en el aula con ellos, en algún momento  puedo estar observando, participando como una más, ser un modelo de referencia, hacer propuestas concretas… o poner límites. Pero para poder saber qué hacer en cada momento, tengo que estar muy presente para percibir las pequeñas señales que ellos me van dando y tener una buena conexión con cada uno de ellos.

Este curso también hicimos un taller de gramática, utilizando la metodología y materiales Montessori, con un grupo de 2º de Primaria. Después de pasar a la clase durante todo el curso para acompañar a los niños/as que necesitaban refuerzo, y observar que estaban liadísimos con lo que era un nombre, verbo, adjetivo y determinante, le propuse a la tutora hacer un taller de gramática con el grupo. Lo hicimos durante el tercer trimestre, una sesión a la semana, poco tiempo!!!!  Para mi este es el gran inconveniente de mi trabajo, porque los niños disfrutan del refuerzo una o como mucho dos horas a la semana.

Para hacer el taller tuvimos que preparar materiales entre la tutora y yo y, fue un reto importante porque hasta ahora había trabajado en pequeños grupos (4-5 niños/as). Ahora era con los 23 niños/as con los que hicimos el trabajo. Fue un trabajo muy interesante, los niños/as estaban muy motivados, les encantaba venir a la clase a hacer este trabajo. Un día sonó la música para ir al recreo y…. estaban tan concentrados trabajando, que no se movieron y siguieron trabajando.

Este curso que acaba de empezar, sigo trabajando en la misma linea, aprendiendo cada día, valorando lo que funciona y lo que no, atendiendo a necesidades nuevas y…. sobre todo, motivada y contenta con mi trabajo en la escuela.

 

Muchas gracias Sagra por compartir tu experiencia… y a todas las “Sagras” que hay en la escuela pública que con su motivación e implicación hacen pequeños cambios… que son grandes cambios.

 

VISITA A ESCUELAS MONTESSORI EN TANZANIA

Cuando Ainara me propuso escribir en este blog sobre las escuelas Montessori que visité en Tanzania, me pareció una gran oportunidad para compartir con mucha gente, otra visión de esta metodología educativa.

Hace un año decidí viajar a África y conocer otra forma de poner en práctica la metodología pedagógica de María Montessori. En mi búsqueda descubrí que hay muchos proyectos en África utilizando las herramientas que este método ofrece. Sin embargo, en muchos casos pasa lo de siempre: proyectos educativos elitistas a los cuales solo puede acceder población con un perfil socioeconómico elevado.

En este proceso de búsqueda encontré una ONG con un proyecto educativo que se acercaba más a la concepción social y comunitaria que tengo de la enseñanza/aprendizaje:

The Olive Branch For Children (TOBFC) es una ONG sin ánimo de lucro, fue fundada en 2005 por Deborah McCraken, quien dirige esta organización. El objetivo principal es ayudar a comunidades remotas de Tanzania a identificar y cubrir sus necesidades primarias así como establecer programas que se dirijan a los más vulnerables.

Sus programas se centran en la prevención y tratamiento del VIH / SIDA, la educación infantil, la seguridad alimentaria y en la infancia y las mujeres vulnerables. El objetivo es establecer programas centrados y basados en cada comunidad. Programas dirigidos y liderados por las comunidades remotas que les permitan generar modelos que puedan ser replicados por otras comunidades a lo largo de Tanzania y en otros lugares.

Durante mi estancia en TOBFC pude visitar varias escuelas de educación infantil en las aldeas remotas del sur de Tanzania. Este modelo de difusión de la metodología Montessori me pareció un modelo a seguir:

El programa se centra en la formación de aldeanos seleccionados como maestros los cuales aprenden los fundamentos de la educación Montessori . Cuando han superado este proceso de aprendizaje se ponen en marcha escuelas infantiles Montessori en sus comunidades. Desde 2008, algunos maestros Canadienses Montessori se han ofrecido a viajar a esta región y llevar a cabo seminarios de formación para los profesores de 2 – 3 semanas. Además realizan visitas a cada escuela durante este tiempo. Por otra parte, a lo largo del año, los maestros de las escuelas se reúnen mensualmente con el supervisor de Tanzania Montessori y un representante de TOBFC para revisar el material Montessori y trabajar en colaboración con ellos para la mejora de sus escuelas.

Algunas de sus comunidades objetivo están localizadas a 80 km de una carretera principal y a más de 20 km de una escuela primaria. Para algunos niños, estas escuelas infantiles Montessori remotas serán su único acceso a la educación. Actualmente, hay 28 escuelitas que funcionan en asociación con TOBFC.

Me impresionó lo que se puede hacer con tan pocos recursos. Cada escuela tiene un maestro de referencia que pertenece a la comunidad donde está establecida. La ONG construye las escuelas y forma a los maestros y maestras. Cada familia paga una cuota mensual muy baja, esta cuota es el sueldo de cada guía. Los grupos suelen ser muy numerosos, habiendo algunos grupos con hasta 100 niños y niñas.

Los maestros y maestras logran un alto nivel de concentración y son capaces de trabajar de forma individual con cada niño/ a. Se presentan materiales y se trabaja en grupo para aprovecharlos al máximo. Los materiales Montessori se fabrican con materiales muy básicos y sin embargo cumplen un mismo objetivo.

Este programa está en pleno desarrollo y expansión. Creo que desde los “países desarrollados” tenemos mucho que aprender de esta concepción comunitaria de aprendizaje.

Si queréis saber más de esta ONG podéis entrar en su web:

http://www.theolivebranchforchildren.org/

 

Macarena Mediero: macarenamediero@gmail.com

En el Planeta Montessori

Llevo ya varios días en Marrakech, y ¡Cómo no aprovechar esta ocasión para visitar una escuela Montessori!

Me pongo a investigar y solo encuentro una llamada Planeta Montessori ¡La verdad es que me encanta el nombre! porque como se puede observar esta filosofía abarca todo el mundo, todo el planeta… la galaxia, el universo…

Me pongo en contacto con ellos y rápidamente me reciben con los brazos abiertos, incluso se ofrecen a venirnos a buscar en coche, cosa que no me había pasado nunca, pero que se agradece cuando no se conoce bien el transporte público de la ciudad.

Así que después de varios días en esta maravillosa ciudad en  la que el calor y el Ramadán solo nos ha invitado a salir de noche, por primer día salimos a las 9 de la mañana al lugar donde vendrán a buscarnos. ¡Y efectivamente hace calor, a las 9 hace 37 º!

Nos encontramos con Omar, y vamos rumbo a Planeta Montessori. Ver Marrakech de día es una gran oportunidad… así que disfrutamos del viaje, buscando las diferencias….

P1100654P1100657

Al entrar nos dan la bienvenida en francés, inglés y árabe, ya que es una escuela trilingüe. Y nos van mostrando esta escuela que aunque solo tiene un año, tiene 2 salones de comunidad infantil y 2 de casa de niños, y planean pronto tener taller. Es una escuela diseñada con el fin de ser una escuela Montessori, y se ve en los detalles, como grandes ventanales que facilitan la visibilidad, salones con acceso al exterior, amplios y luminosos, baños en cada salón, etc. también dispone de una amplia sala de música y otra con colchonetas.El exterior que rodea la casa se aprovecha para el trabajo de los niños, incluso para una pequeña huerta de calabazas, girasoles y  tomates.

Nos cuentan que hoy es un día especial, ya que es el último día del curso, y por eso los niños están haciendo otras actividades. Además por el calor y el final de curso hay algunos materiales recogidos.

Y en el recorrido vemos las letras de lija, pero estas son en árabe. Cada letra tiene todas las formas en las que se escribe según sea al principio de la palabra, en medio o al final. Son 28 letras de lija en total ¡Montessori adaptado a cada realidad y cultura!

P1100645P1100644

Observamos un rato tanto en casa de niños, como en comunidad infantil, el final de las 3 horas de trabajo y el almuerzo. Da gusto ver a niños y niñas de 1 a 3 años comiendo tranquilamente y casi en silencio en sillas y mesas a su altura.

¡Como siempre encantada de compartir este rato y ver un espacio Montessori mas!¡Siempre aprendiendo y disfrutando!

Muchas gracias por la hospitalidad a Planete Montessori