la guía

La pasión se transmite… y la pasión vuelve

Este post lo escribo desde el cariño y la emoción.

Ya he escrito sobre la pasión que se transmite… pero en este caso la pasión transmitida me ha vuelto.

Hace unos días fui de visita a la escuela donde trabajé el curso escolar pasado. Antes de ir, ya me habían dicho que los niños y niñas estaban diciendo que me echaban de menos. Y yo que también les echaba de menos, muy emocionada admití la invitación de ir a visitarles.

Llegué a la hora del desayuno, y una de las niñas se lanzó a mis brazos para saludarme. Después de saludar a todos los que conocía ( ya que había muchos que no conocía), desayuné con ellos y varias niñas me invitaron a escuchar un kamisibahi que recitaban acompañado de música. Dos niñas tocaron una canción al piano que yo misma les había enseñado, y ahí me di cuenta cómo las pequeñas cosas, las pequeñas acciones que una hace con cariño, se transmiten y se expanden como la pasión.

P1100481

Las niñas tocan el piano mientras otra cuenta la historia

La historia era sobre un perro verde llamado Pistacho, que sufre por ser distinto… y la música cambiaba según si era un momento alegre, de sufrimiento, etc… Al final un consejo perruno: “Cada uno es cada uno, y cada quién es cada quién”

Seguí por ahí, hablando con ellas con mucho cariño; varias me dijeron que me habían echado de menos, y otros me mostraron espacios y trabajos que estaban realizando; de botánica, zoología, etc..

Después de tres cambios de espacio que hubo el curso escolar pasado, ahora la escuela se encuentra en un espacio nuevo, grande, luminoso y más estable. Y me encantó ver materiales y propuestas que yo había realizado con mis propias manos, que los niños y niñas seguían usando.

Parece que una parte de mi estaba y está ahí, pero sin apego; al contrario, me encantó darme cuenta que todo el trabajo realizado tuvo y sigue teniendo un sentido, que se sigue compartiendo y transmitiendo.

¡Por eso solo quiero compartiros mi alegria!¡E invitar a cada uno de vosotros que estéis donde esteis, hagáis las cosas con pasión, con ilusión y con el corazón! porque los frutos de todas esas semillas plantadas quién sabe cuáles serán, ni hasta dónde llegarán, pero las cosas hechas de esa manera tiene frutos seguros.

Competencias clave a través de Montessori

La filosofía y el método científico que la doctora Montessori desarrollo basándose en la observación, hoy en día ha sido avalado en su totalidad o en parte por diversas disciplinas científicas como la psicología evolutiva, la neurociencia, etc…

¿Pero qué pasa con las leyes educativas?¿Cabe Montessori dentro del sistema educativo actual? Son muchas las maestras que dicen que esta filosofía les encanta, pero que el problema que ven es la legislación y currículo actual.

Analicémoslo… yendo directamente a las leyes educativas, en este caso a la LOE y la LOMCE.

Desde la Unión Europea se insiste en la adquisición de competencias clave, que se definen como” aquellas que todas las personas precisan para su realización y desarrollo personal, así como para la ciudadanía activa, la inclusión social y el empleo

El conocimiento competencial integra:

1- El conocimiento de base conceptual: el saber decir

2- El conocimiento relativo a las destrezas: el saber hacer

3- El conocimiento con gran inflluencia social y cultural: saber ser

En este sentido en un salón Montessori  primaria cada una de las actividades, tanto presentadas como de iniciativa personal, al ser un aprendizaje activo, integran estos tres conocimientos, tanto a nivel individual como grupal, como podemos ver en este salón.

Por otro lado el aprendizaje basado en competencias se caracteriza por su trasversalidad, su dinamismo y su carácter integral.

En Montessori al tener libertad de elección, grupos de edades mixtas y ambiente preparado para cubrir las necesidades de la etapa y los ritmos e intereses individuales de cada uno,  las áreas están integradas y relacionadas desde una visión cósmica, el aprendizaje competencial es un proceso de desarrollo dinámico e integral.

En cuanto a las estrategias metodológicas se debe partir de una planificación rigurosa de lo que se pretende conseguir, se debe ajustar al nivel competencial inicial de los alumnos, y se debe secuenciar la enseñanza de tal modo que se parta de aprendizajes más simples para avanzar gradualmente a otros más complejos.

En ese sentido el guía Montessori tiene una larga formación en la que puede estructurar su mente, de manera que conozca todos los materiales y presentaciones con su propósito directo ( u objetivo) y la secuencia lógica en la que usar estos materiales. Esto permite que el guía por medio de la observación se pueda ajustar a cada alumno o grupo de alumnos a su nivel y ritmo y así saber qué mas le puede ofrecer después, en esta secuencia que va desde lo concreto y simple hasta lo abstracto y más complejo.

P1070712

Cada material tiene un propósito o varios y una secuencia lógica que el guía conoce

El docente es un orientador, promotor y facilitador del desarrollo competencial  en el alumnado; deben enfocarse en la realización de tareas o situaciones-problema, que el alumnado debe resolver haciendo uso adecuado de los distintos tipos de conocimientos, destrezas, actitudes y valores; también debe tener en cuenta la atención a la diversidad y el respeto por los distintos ritmos y estilos de aprendizaje tanto a nivel individual como cooperativo.

En Montessori al docente se le llama guía, ya que es la palabra que mejor describe su labor, es una persona que guía el proceso del niño, basándose en la observación, sin adelantarse a sus descubrimientos y siempre dando lo justo para que el proceso de aprendizaje y de ganar autonomía lo realice el alumnado. Según su observación propone actividades o presentaciones con un objetivo, tanto a nivel individual como grupal que los niños resuelven de la manera más autónoma posible, ya que en Montessori se presenta “una dificultad a cada paso”. De esta manera se considera a cada alumnos como único y diferente, habiendo una atención a la diversidad y ritmos de aprendizaje total. Como ejemplo aquí hay un día en una clase de primaria, un día único, porque cada día lo es.

Las metodologías deben ser activas y contextualizadas. Las metodologías que contextualizan el aprendizaje y permiten el aprendizaje por proyectos, los centros de interés, el estudio de casos o el aprendizaje basado en problemas, favorecen la participación activa, la experimentación y un aprendizaje funcional que va a facilitar el desarrollo de las competencias, así como la motivación de los alumnos y alumnas al contribuir decisivamente a la transferibilidad de los aprendizajes.

Se puede considerar a María Montessori como la creadora de las pedagogías activas y del aprendizaje por rincones, ya que en esta filosofía el ambiente preparado (que incluye los materiales, los niños y a la guía) es fundamental para el proceso de desarrollo. De esta manera además de todas las actividades que se pueden trabajar con los materiales Montessori, se puede trabajar por proyectos según los intereses de los niños. El año pasado surgieron proyectos como cocina, salidas, mercadillo, teatro, viaje de fin de curso, etc.

Una salida es un proyecto propuesto por los niños donde desarrollar todas la competencias clave

Una salida es un proyecto propuesto por los niños donde desarrollar todas la competencias clave

También se habla sobre el uso del portfolio, como herramienta motivadora para el alumnado que potencia su autonomía y desarrolla su pensamiento crítico y reflexivo.

En primaria hay distintos tipos de portfolios o cuadernos de bitácora, según el niño, así como encuentros con cada niño o tutorías donde hablar con el sobre su proceso de aprendizaje.

Y al ser una pedagogía basada tanto en la responsabilidad individual como grupal, las asambleas son el lugar donde desarrollar todas las competencias clave a nivel colectivo.

Resumiendo, la filosofía Montessori cubre en su globalidad todo el trabajo competencial recogido en la ley Española, por orientación de la Unión Europea, de una manera transversal, dinámica, integral y atendiendo a la individualidad y diversidad del alumnado, siendo las siguientes la competencias clave:

a) Comunicación lingüística

b) Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología

c) Competencia digital

d) Aprender a aprender

e) Competencias sociales y cívicas

f) Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor

g) Conciencia y expresiones culturales

Se podría hacer el análisis de cómo se desarrolla cada una de estas en un ambiente Montessori… a ver si me animo…

¿Qué opináis?

Tutorías con los niños; herramienta clave en primaria

Hace años ,a medida que los niños crecían y pasaban a la edad de primaria, nos dimos cuenta que cambiaban de etapa, y con esto necesitábamos nuevas herramientas para el trabajo y la relación con ellos.

La solución que encontramos fue sentarnos a hablar con ellos en algo que entonces llamamos tutorías. Era un momento en el que semanalmente nos sentábamos con cada niño, para preguntarle por sus intereses, para ayudarle a organizar su trabajo, para ver el progreso de este, etc…

Pero no solo eso, ya que lo más importante era el seguimiento integral de cada uno de los niños; preguntarles cómo se sentían, cómo eran las relaciones con otros niños, hablar sobre algún conflicto, ayudarles a encontrar herramientas para su progreso, a niños con poco orden ayudar a ordenar, etc… era un momento en el que se escuchaba al niño, el se podía expresar y hacerse cargo de su aprendizaje a todos los niveles, tanto cognitivo, como emocional y social.

Como adultos nos toca lo primero escuchar y pensar qué podemos aportar a ese niño, entendiéndolo integralmete, desde el nivel que está y siempre con confianza en él. Y todo lo que anotamos en estas tutorías es lo que nos ayuda a hacer el seguimiento y la programación de cada niño. Así si podemos decir que cada niño tiene su propio proceso y aprendizaje; sin esta herramienta sería muy difícil que esto fuera así.

Esta ha sido una herramienta clave para el trabajo en primaria, sin esto creo que todo lo demás perdería su equilibrio. Y a pesar de que ha cambiado en su forma, periodicidad, manera de apuntar, etc. es una herramienta que seguimos utilizando.

De esta manera buscamos un momento tranquilo para cada niño, en el que trae todos sus trabajos, hablamos sobre cómo le va, nos cuenta nuevos intereses, ordenamos sus cosas, organizamos el futuro trabajo, etc… Esta tutoría al ser individual, cambia mucho de un niño a otro, ya que lo que cada uno necesita es diferente; con la niña que le cuesta concentrarse hablamos sobre eso y nos da posibles soluciones que va a probar como ponerse tapones en los oído; con el niño que tiene intereses pero le cuesta llevarlos a la práctica hablamos sobre esto y pensamos una manera de poder organizar su tiempo , que en este caso fue organizarse un horario de trabajo; con el que tiene todos sus trabajos desordenados, damos pautas para que los ordene; o con la niña que comienza muchos trabajos, pero no los termina, al observar todos los trabajos que tiene sin terminar le proponemos que busque una solución a esto.

También hablamos sobre qué trabajos quiere hacer en grupo, cómo le va, sobre malestares que ha podido surgir por algún conflicto o sobre algún tema que le preocupa.

Y todo esto y los acuerdos los anotan tanto el niño como el adulto en su cuaderno. Hay muchas manera de llevar estas anotaciones, y cambia mucho con cada niño y sobre todo con la edad; ya que los pequeños con escribir sus intereses en una lista tienen suficiente, mientras que los mayores encuentran diversas formas de anotarlo y organizarse.

Niña mostrando y ordenando sus trabajos

Niña mostrando y ordenando sus trabajos

En base a todos estos acuerdos funciona el día a día, se crea la confianza, se comprende mejor al niño y se hace su seguimiento.

Y aunque yo hace años, cómo no, en Montessori ya se hace así. Y en este video se puede ver perfectamente, cómo estas encuentros con los niños se puede encontrar el equilibrio entre la libertad y la responsabilidad. Se ve cómo son esos momentos entre la guía y la niña, donde lo único que le pregunta es ¿Qué crees sobre esto? y la niña se hace cargo de esta situación, con plena confianza de la guía.

 

Pincha para ver el video

Pincha para ver el video

Eso si, yo nunca lo he conseguido hacer como ellas cuenta en 5 -10 minutos, tal vez porque nunca he estado con 30 niños, pero me parece difícil.

Como bien dicen es el momento en el que cada niño piensa ” Mi profesora se preocupa por mi”

Y no solo eso, se trabajan las relaciones entre ellos, hacen representaciones de  situaciones de gracia y cortesía, preparan conferencias… a cada momento tienen que tener la oportunidad de hacerlo y resolverlo por ellos mismos. La guía solo piensa “¿Están progresando?¿Están encontrando soluciones o se están frustrando?”… porque esta es la única manera de que ganen esta autonomía que les corresponde a esta edad.


Y a nivel personal, todas estas herramientas me han servido para hacerme cargo de mi proceso, decidir cuales son mis intereses, organizarme para llevarlos a cabo, ver las partes que puedo mejorar, etc… y todo esto es exactamente lo que estoy haciendo ahora.

 

Y no solo eso, he tenido la oportunidad de hacer tutorías a adultos, y han sido verdaderas herramientas para hacer lo que cada uno pueda hacer lo que quiere. Hoy en día se podría decir que estas tutorías son sesiones de coaching.

¡Os invito a que lo probéis!

3 claves para diseñar un espacio

Durante el curso pasado, por diversas circustancias, me tocó diseñar y montar 3 espacios y otros tantos para adultos.

Como no hay mal que por bien no venga, de toda esta experiencia he sacado varias claves personales que me ayudan a diseñar y montar espacios.

Lo primero y esencial es pensar y diseñar cómo va a ser el día a día y en función de eso se diseñará el espacio, no al revés. Es decir, se piensa cómo es la llegada de los niños, dónde dejan sus cosas, cómo y donde trabajan, si pueden salir y cómo, cómo es el desayuno y todo lo que necesitan para este…

1- La entrada de los niños es fundamental. Lo ideal sería diseñar un espacio separado del salón donde los niños se quitan los abrigos y los cuelgan en los percheros, tal vez se quitan las zapatillas, con alguna silla para sentarse, etc.

En función del espacio, habrá que pensar distintas opciones para dejar los abrigos y si se quitan las zapatillas un sistema donde dejarlas y algún lugar para sentarse.

En Tipai dejan los abrigos fuera en un perchero, cada cual en su percha

En Tipai dejan los abrigos fuera en un perchero, cada cual en su percha

y cada niño tiene su espacio para sus zapatillas o pantuflas

y cada niño tiene su espacio para sus zapatillas o pantuflas

Cada cual en su espacio debe pensar qué es lo más adecuado para que la entrada sea tranquila y les permita la mayor autonomía posible.

2- El desayuno o almuerzo también debe estar bien pensado y diseñado. Yo he visto y experimentado dos opciones, y las dos tienen muchas ventajas; una es que lo niños coman todos juntos en el mismo momento, de manera que hay algunos niños que se encargan de preparar la mesa, el desayuno e incluso puede que de servir. De esta manera realizan un gran trabajo de responsabilidad, cálculo, organización, toma de decisión e incluso escritura..

P1040173

Dos niños de 6-7 años preparando el almuerzo para sus 20 compañeros

P1070410

Hay que calcular cuantos platos, vasos etc poner. Y cómo repartir la comida en cada mesa

Está claro que si se decide este desayuno tiene que haber mesas, sillas, platos, vasos, y todo lo que puedan necesitar para todos.

La otra opción de desayuno es que los niños puedan desayunar en una mesa que está en el espacio cuando quieran, eso si un número limitado de niños, por ejemplo 3. De esta manera los niños cuando quieren se cogen sus cosas, desayunan y las recogen.

P1040401

Mesa preparada para que coman 3 niños en el momento que les entre hambre

Incluso he visto escuelas que lo tienen preparado para hacerlo de las dos manera; normalmente de 3 en 3, pero si es necesario tienen todo para que puedan comer todos los niños.

P1010606

En este caso una de las mesas del espacio está pensada para la comida y tiene que haber todo lo necesario para que puedan comer y un sistema de organizarse.

En ambos caso lo que tiene que estar muy claro es qué hacen después de comer; si hay alguien que limpia lo de todos, si cada niño limpia lo suyo, si todo vuelve a su lugar, etc. con todo listo para que esto funcione.

Fregadero a la altura de los niños

Fregadero a la altura de los niños

3- Tener muy en cuenta los elementos limitantes del espacio. Si entramos a un espacio que no está diseñado como salón, hay que mirar muy bien:

  • Dónde está el agua y su acceso, de manera que esté cerca de todos las actividades que necesiten agua, como comida, experimentos, manualidades. Y adaptarlo para que sea cómodo para los niños.
P1070723

Lavabos cerca de manualidades y experimentos

  • Los enchufes también pueden  limitar alguna actividad que los necesite. En nuestro caso el teclado necesitaba enchufarse, por lo que había que ponerlo al lado del enchufe.
  • Aprovechar los lugares más luminosos para zonas agradables y zonas más oscuras para otros usos.
  • Separar las zonas más ruidosas de las zonas mas tranquilas.
  • Buscar la mayor visibilidad de todo el espacio, por lo que si se pone algún mueble  cruzado debe permitir esta visibilidad. Por esta razón los salones Montessori suelen ser un solo espacio diáfano de manera que todo esté visible. Esto depende mucho del espacio que se tenga, pero dentro de esto se busca esta visibilidad. Está interesante también que la mesa de la guía esté en algún lugar con mucha visibilidad.

Teniendo todos estos factores en cuenta ya se puede ir diseñando, donde irá cada espacio, que hay que probar hasta que se encuentra lo más adecuado.


 

En el próximo post continuaré contando claves para diseñar cada uno de los rincones, ilustrado con las fotos de cómo nos quedó el último espacio. Si no te lo quieres perder… suscríbete.

Yo no hago nada… otra vez

Al igual que las semillas se exparcen y multiplican, lo mismo pasa con la pasión… y en esto las redes sociales, también contribuyen, ya que uno puede expresarse, compartir sus pasiones y experiencias, sus opiniones y así otros las leen, que a su vez las pueden compartir, etc… y no sabemos hasta donde puede llegar…

Así ha pasado con el primer post que escribí, cuando aún no sabía ni como se publicaban las cosas que escribía. Este post ha sido compartido por varias personas y entre otros lo ha compartido Bei en su fabuloso blog Tigriteando. Este blog por la frescura y cosas interesantes que transmite es seguido por muchísima gente ( yo entre otros) y ha ganado varios premios. Por eso, cual fue mi sorpresa al ver publicado mi primer post en su blog, mientras Bei toma un café ( un verdadero honor). ¡Ojalá un día nos lo tomemos de verdad!


 

Y tengo tan claro el tipo de colegio al que quiero que vayan mis amigas, que casi tengo dolor físico pensando que no tengo nada cerca. Es verdad que estoy enamorada del método y cuando estamos enamorados no vemos defectos jiji pero no consigo entender porque un método que funciona tan bien con ratios altos y que educa en competencias no es lo que se aplica en nuestras escuelas en estos tiempo. Os dejo este enlace para que veais a que me refiero.


Y como me dijeron: “YO NO HAGO NADA”… y las cosas sin embargo fluyen

aprenderlachispa

Taller 2;treinta cinco niños y niñas de 9 a 12 años.
8:30 de la mañana. El salón está listo, porque varios niños y niñas lo han acomodado; han colocado las mesas, las sillas, han sacado punta a los lápices, etc.
Taller 2
De uno en uno, con paso bien pausado y en silencio va entrando cada niña, cada niño al salón y busca asiento. Después de un momento de toma de consciencia y relajación guiado, se levantan pausadamente y comienza la actividad.
IMAG0244
Algunos trabajan en grupo.  Otros van a por un material y se sientan  a trabajar individualmente, en una de las mesas agrupadas de tres en tres. Algunas son actividades presentadas por las guías y otras elegidas por ellos mismos.
Y el trabajo es bien variado; desde hacer con plastilina una serpiente o un tiburón que ven en un libro, hasta  raíces cuadradas con el tablero de clavijas. Desde investigar…

Ver la entrada original 470 palabras más

Asamblea: pilar en primaria

Hoy es lunes y comenzamos como todos los lunes con asamblea; lugar de encuentro, de organización, de expresión, de escucha, de debate, de llegar a acuerdos, de sacar conflictos, de resolverlos, de observar necesidades, de buscar soluciones, de proponer ideas nuevas y salidas, de organizar el día a día…..

Nos sentamos en círculo y cogemos el tablón donde por turnos los niños asumen las funciones necesarias para que esta asamblea funcione; coordinación, moderación, ” no jugar” ( es decir, que todos estemos pendientes de la asamblea) y actas.


 

El coodinador de la asamblea dice ” Ha empezado la asamblea ¿ Alguien tiene algún punto?” 3 o 4 manos se levantan a la vez con ganas de hablar. El moderador señala al que considera que ha sido el primero en levantar la mano y este habla “Las tareas” ( siempre es este el primer punto, así que casi todas la asambleas comienzan igual). Lo que llamamos tareas son trabajo comunitarios que hay que hacer para poder mantener el ambiente bien. Como hoy es primer día en este espacio nuevo, tenemos que revisar todas las tareas y decir cuales son las importantes en este espacio; nos damos cuenta que barrer sigue siendo importante y que dos personas pueden hacerlo ( antes teníamos dos espacios, y eran 2 en cada espacio); también hace falta que una persona revise el exterior y otra el interior al final del día, para que todo quede en su lugar, además como algunos niños se dejan los abrigos el niño que revise el interior se encargará de que el perchero quede vacío; además nos hemos dado cuenta que la zona de papelería donde están lápices y todo el material fungible queda desordenada  por lo que decidimos que haya un encargado de que esta zona quede bien afilando los lápices si hace falta; y por otro lado también hablamos sobre cómo a veces las estanterías donde tenemos todo el material también hay que revisarlas de manera que decidimos que haya un encargado de cada zona, y después de un debate sobre cuales son las zonas para que todo quede lo más justo posible se decide que habrá encargados de : cósmica, lengua y juegos, matemáticas y manualidades con experimentos.

Dejar en orden la zona de papelería es una de las tareas

Dejar en orden la zona de papelería es una de las tareas

Una vez que hemos decidido cuales son las tareas las repartimos para esta semana; se nombran las tareas y el niño que está interesado ponen una pinza con su nombre en el cartel.

P1070726

En caso de que dos niños quieran la misma tarea, llegan a un acuerdo entre ellos; se les da su tiempo, pero siempre que no sea tan largo que interrumpa la asamblea, porque ya tenemos la experiencia de que asambleas muy largas son agotadoras. ” Se cierra este punto”

El coordinador: “¿ Alguien tiene algún punto?” Se levantan manos. Cuando le dan la palabra habla una niña ” Quiero proponer ir de salida al museo de ciencias” Vemos que hay interés para esta salida, así que le pedimos que traiga más información sobre este lugar para que podamos preparar la salida ( en otro post puedo hablar sobre cómo preparamos las salidas).

El coordinador: “¿ Alguien tiene algún punto?” En este caso, nosotras preguntamos “¿ Cómo va el tema de las cartas con otros proyectos?¿ Todos los que queréis escribir la habéis escrito?” hay algunas niñas que dicen que no la han escrito “¿ Esta semana creeis que las tendréis?¿ Alguien quiere encargarse de echarlas al buzón?” un niña se ofrece. ” Se cierra este punto”

El coordinador: “¿ Alguien tiene algún punto” Hablamos sobre los grupos de trabajo o talleres que quieren este trimestre y surge un problema para el grupo de teatro; hay dos niños que llevan unos meses escribiendo la obra con los personajes de los niños que quieren participar, pero ahora no están dos de las niñas que participaban “¿ Qué vamos a hacer? ¿Podrán venir a ensayar?¿ Hay alguien que puede hacer su papel?” ( nos lo proponen a nosotras aunque seamos adultos). Se barajan distintas opciones… pero no siempre se llega a una solución, por lo que decidimos que lo vamos a pensar y en la próxima asamblea seguiremos con este tema…. ” Se cierra este punto”

El coordinador: “¿ Alguien tiene algún punto?”….

Y siguen saliendo puntos y puntos… mientras el niños que toma las actas escribe los acuerdos…. esto dura unos 45 minutos intensos, después de los cuales  ( intentamos que no sea mucho más largo que esto) decimos “Termina la asamblea”


 

En pocas escuelas Montessori he visto yo la asamblea, pero según mi experiencia con niños de primaria es una herramienta que no puede ser más adecuada para esta segunda etapa de desarrollo; porque están aprendiendo a relacionarse entre ellos, a llegar a acuerdos, a crear normas, a buscar justicia… es un espacio que les da seguridad porque cualquier cosa que surja se puede llevar a la asamblea y buscar soluciones. Con razón los niños dicen ” en esta escuela nosotros somos los que decidimos, porque lo decidimos en la asamblea”.

¡ Cuánto de aprender de los niños! ¡Los adultos nos evitaríamos tantos problemas si tuviésemos esta herramienta de la asamblea en nuestro día a día!

Y yo en lo personal ¡ He aprendido tanto!

 

También te puede interesar:

Un día en tipai

Segundo plano de desarrollo

Viene un personaje

 

La guía

Miro para atrás y me doy cuenta que he visitado y observado más de 15 escuelas.  Y en realidad aunque la mayoría se consideran en parte  totalmente escuelas Montessori, todas son diferentes; hay escuelas en el campo, pequeños pueblos y en la ciudad; hay escuelas pequeñas, de un salón por etapa y otras muy grandes, hasta de 4 salones por etapa; hay escuelas incorporadas a la SEP ( secretaría de educación pública) y otras que no; hay escuelas que cuentas con grandes recursos y otras que se las ingenian para llegar a fin de mes; hay escuelas donde las decisiones las toma el director o directora y otras en las que las toman en grupo, etc.

Pero además de esta gran diversidad, una de las cosas que más me ha llamado la atención ha sido cuando, en una misma escuela, en salones similares, el ambiente que se respira en cada uno de ellos es completamente diferente. Y ahí me pregunto “¿Por qué?” en principio los materiales son los mismos y las guías conocen las mismas presentaciones. Es verdad que el grupo de niños es diferente, pero “¿Es eso lo que marca la diferencia?”

Cada adulto que acompaña a los niños, crea su ambiente; pero no solamente prepara  y coloca los materiales, sino que también es la guardiana y creadora de todo lo que pasa. Y en esto cada una somos diferentes y esta individualidad se emana por cada poro de nuestro ser:

¿A qué damos importancia?¿Y a qué no?¿Y cómo lo expresamos esto?

¿Cómo nos enfrentamos a las dificultades?¿Y a los conflictos?

¿Qué límites son importantes para nosotros?¿Cómo ponemos estos límites?

¿Qué cosas nos enfadan?¿Y cómo manejamos estos enfados?

¿Hasta qué punto creemos que hay una sola manera de hacer las cosas?¿O hay diversas maneras?

¿Cómo de importante es para nosotras tener todo bajo control?¿Estamos abiertas a la improvisación? o tal vez al contrario ¿Somos todo improvisación?

¿Y como es nuestra estructura y orden interior que se refleja hacia afuera?

¿Qué nos preocupa, dentro y fuera del ambiente?

¿Qué expectativas personales tenemos?¿Y qué expectativas de otros tenemos?

¿Cuánto confiamos en los niños? o al contrario ¿Creemos que hay que enseñarles y resolver las situaciones a las que se enfrentan?

¿Cómo es nuestro sentido del humor?¿Qué nos divierte?¿ Reimos con facilidad o tenemos una actitud seria?

¿Cómo de importantes son los sentimientos de los niños para nosotras?¿Y cómo expresamos esa importancia?

¿Qué importancia damos al trabajo de los niños?¿Y a la creatividad y actividades artísticas?

y otro montón de preguntas, que aunque no se hable de ellas, las mostramos en cada uno de nuestros actos, porque es parte de cómo entendemos este mundo, cómo nos enfrentamos a las situaciones que la vida nos da, cómo las resolvemos o nos escondemos… y todo esto lo mostramos de manera no verbal, por nuestras acciones, por la manera de estar… pero aunque no sea verbal, ahí está presente y crea la diferencia entre un ambiente y otro…

¿Y será todo esto, la razón por la que los perros se parecen tanto a los dueños?¿Porque ellos perciben, qué nos pone alegres, qué nos enfada, qué es importante para nosotros, etc.? Interesante debate…

No creo que estas preguntas tengan una respuesta correcta y otra equivocada; pero al darme cuenta de la gran influencia que tiene la guía en el ambiente, si me doy cuenta que acompañar a niños es una gran responsabilidad. Y esto solo me lleva a una autoobservación constante, y a darme cuenta de cómo hago las cosas; y esto me hace crecer cómo persona. Eso sí, todo este proceso solo lo puede hacer una misma, no hay nadie que lo pueda hacer por una.

Y para cerrar una frase de María Montessori sobre la guía

prueba1 523

En vez de aprender a explicar ha de aprender el silencio;

En vez de enseñar, debe observar;

En vez de la dignidad orgullosa de que quería vestirse para parecer infalible, ha de revestirse de humildad.

María Montessori