Nelson Mandela

Y otra vez Nelson Mandela

Estoy en Tepoztlán visitando un colegio lleno de creativididad llamado Colegio El sabino ( del que escribiré más adelante), con vistas al Tepozteco.

P1060425

 

Y en las escaleras leo una frase de Nelson Mandela y le tomo una foto. Y pienso ¡Qué curioso otra vez Nelson Mandela! ayer leí otra frase de el en otra escuela y la colgué en el blog y hoy otra vez.

La mañana transcurre tranquilamente cuando la guía me cuenta que cada año hacen un trabajo con distintos personajes que aportan algo a la humanidad. El procedimiento que llevan es sortear los personajes que investigará cada niño y niña, y cada semana se les pide que contesten dos preguntas, como: ¿En qué siglo nació?¿Cómo era la vivienda?¿Y el transporte?…

Este es un ejemplo del trabajo sobre Juana de Arco, realizado por una niña de taller 1. Dibujos de su investigación y texto por la parte trasera:

Medicina

Medicina

Transporte

Transporte

Al cabo de 8 semanas cada uno tiene muchísima información sobre su personaje, asi que se disfrazan de él y lo representan delante de los demás niños y niñas.

Hace dos años entre los personajes estaba Nelson Mandela. El niño que lo investigó se entusiasmó con su personaje y se metió muchísimo en el papel.

Al cabo del tiempo cuando este niño se enteró que Nelson Madela estaba enfermó se entristeció muchísimo, asi que decidió escribirle una carta con su puño y letra. Lo sorprendente fue cuando ¡Recibió respuesta de Nelson Mandela!

El día que Nelson Mandela murió todos los niños estaban preocupados “¿Cómo le vamos a decir que  murió?”

Ese día el niño no llegó, pero al día siguiente todos se acercaron muy cariñosamente a mostrarle su tristeza. Parece que fue muy dura la muerte de Mandela para este niño.

Y con el paso de los días la guía estaba leyendo sobre Martin Luther King, emocionada, con la lágrimas en los ojos, cuando este niño se levanta y grita una frase de Nelson Mandela. Y emocionados echaron a llorar.

Cuando me lo contaba, yo casi echo a llorar también de la emoción:

Este niño  vivenció y se sintió uno, con su personaje. Y todo esto nunca se le olvidará, Nelson Mandela siempre será parte de él. Y este mundo necesita más Nelson Mandelas.

Esta si es una educación para la vida, para la humanidad.

Gracias Nelson Mandela por el legado que dejaste. Gracias Colegio El sabino, por dar la oportunidad a esto niños de tener experiencias como estas.

Soy el amo de mi destino,

soy el capitán de mi alma.

Nelson Mandela