Familias

Congrés – Indians: una escuela pública viva y activa

Siguiendo mi investigación de escuelas activas públicas, visité  Cataluña hace casi un año (aunque no lo he contado… en fin ¡Qué ritmo!), lugar donde llevan muchos años siendo refencia, por lo que hay mucho que aprender.

De camino hacia Congrés- Indians Gemma me cuenta la historia de esta escuela pública, que abrió sus puertas en 2010, comenzando con infantil y creciendo a medida que crecen los niños. Me comenta que les cedieron el edificio y dice ” no es muy bonito”, pera nada más entrar al patio, se ve todo el trabajo y dedicación en transformar este espacio.

El patio rodeado por muros, no es muy grande, pero lo han cubierto de tierra, y con elementos naturales han construido muchos espacios de juego y experimentación de los niños, así como unas huertas. Espacios para jugar con agua, con arena, para hacer equilibrios, etc.

Lo mismo ocurre al entrar a los espacios interiores, tanto las aulas como los pasillos son espacios agradables, cuidados, con sensación de hogar, donde se cuida hasta el más mínimo detalle…¡y sí!¡ esto es una escuela pública!

Cada una de las aulas de infantil tiene elementos comunes; como un ricón para la asamblea con cojines, un rincón de construcciones, un rincón de expresión con alguna propuesta artística y un rincón de juego simbólico.

Y a su vez cada aula se especializa en algo; en mezclas y sensorial, en simbólico ( restaurante, casita…), en taller de luz, etc. De esta manera, aunque los niños suelen tener una clase de referencia por edad,  en el momento de libre circulación los niños pueden usar todas las aulas. Las aulas cogen el nombre de este elemento especial; la cueva, el nido, la luz… en vez de llamarlas por el curso al que corresponden. Aquí podemos ver las aulas.

Este cuidado  de los espacios, del uso de materiales naturales, de los detalles y hasta de la iluminación que convierte esta escuela en un lugar acogedor y agradable, muestran una mirada cuidadosa y tierna a la infancia, donde se cuida lo invisible a los ojos. Y efectivamente a medida que entran los niños se puede observar el acompañamiento respetuoso y cuidadoso ( y firme cuando es necesario) de cada una de estas maestras. Durante la hora de entrada flexible los niños llegan acompañados de sus familias poco a poco,  se quitan los zapatos para ponerse zapatillas y se mueven por el espacio encontrando alguna actividad: la maestra saluda a un niño que viene en brazos de su mamá y le da la bienvenida, mientras otra niña lee un cuento en el regazo de su papá… todo en un ambiente relajado aunque por momentos haya tantos adultos como niños. Este video ilustra perfectamente este momento tan especial.

A las 10 se reunen todos los niños en su clase de referencia para la asamblea.  Sentados en el suelo en círculo suena el gong y cierran los ojos, y con el segundo gong se quedan en silencio. Después de varias rutinas diarias, se reparten las bolsas del almuerzo y los niños comen.

El día se reparte entre la libre circulación y los procesos. Durante la libre circulación los niños de las 3 edades de infantil deciden a donde quieren ir,  siendo el exterior un ambiente más para ir. Para poder hacer esto las maestras se coordinan de manera que cada una está en un espacio, y si es necesario cierran algún aula.

Durante los procesos, los niños de todo infantil están organizados en grupos de manera que cada grupo va durante 2 semanas al mismo proceso. Los procesos que pude observar fueron:

  • Aula Montessori, con materiales de vida práctica, sensorial, matemáticas… después de un pequeño círculo los niños de manera autónoma trabajaban con los materiales.
  • Educación creadora, con taller de pintura, arcilla, construcciones y mesa con papel y bolis.
  • Cuento: después de contar un cuento con muñecos Waldorf los niños pueden representarlos, hacer sus propios cuadernos  y libros…
  • Inglés

En general es un ambiente cuidado, tratado con mimo, relajado y armónico el que se respira en esta escuela; un ambiente de respeto entre seres humanos, un ambiente para desarrollarse íntegramente, donde se cuida y respeta la esencia de cada uno, cuidando la parte emocional.

Este es un ambiente inspirador para cualquier escuela pública y que demuestra que sí se puede.

Y al preguntarles por las familias, todas estaban de acuerdo en que había muy buena relación y que las familias habían sido una gran clave para conseguir esta escuela.

Ojalá pronto os cuente la parte de primera que pude ver hasta 4º de primaria…pero mientras el 28 de diciembre tendremos en Huarte a las maestras de esta maravillosa escuela compartiendo con nosotras su experiencia.

Congres Indians

 

La tribu

Al hablar de educación, se habla mucho de los niños y los maestros. Pero la educación tiene tres patas; niños, maestros y familias. Y esta última, la familia es bien importante, muchos dirían que es lo principal.

Durante este viaje he conocido muchas maneras de organizar escuela, y de incluir a las familias. En todas pregunté sobre cómo es la relación con la familia, y aunque muchas dicen que es un trabajo difícil, todas coinciden en que la relación con la familia es fundamental.

Ahora estoy en Coatepec, en Morfo, un grupo de familias que deciden educar en casa, pero compartir las mañanas. Comenzaron como talleres para que los niños socialicen, pero como todo proyecto vivo se va transformando, según lo que se observa  y las necesidades que hay, y ahora tienen un rato durante la mañana de trabajo Montessori y otro de talleres.

P1060676

Durante mi mañana allí, conozco a Claunnia, entusiasta de la educación. Me cuenta varios proyectos en los que ha participado y su experiencia en la escuela pública. ” De 25 niñas y niños de mi clase, 19 eran hijos únicos de madres solteras. Y en general estas madres tenían la actitud de ‘puedo con todo’ y no pedían ayuda”. Ella pensó que se podía hacer algo, por un lado para que los niños y niñas tuvieran ‘hermanos’ con los que compartir y por otro, para apoyarse entre las madres. Así organiza que cada día de la semana, 6 niños se quedan en casa de con una mamá, y al día siguiente en otra; y así surge la tribu, en la que apoyarse, la tribu que apoya.

En su gran creatividad sigue dándole vueltas y pensando que la tribu puede apoyarse mutuamente en otro montón de cosas, para lo que crea una cuenta de Facebook, en la que poder pedir y compartir, en la que intercambiar. Cómo ejemplo cuenta que una vez hubo una embarazada a punto de dar a luz sola y en seguida surgieron 5 personas dispuestas a acompañarla y ayudarla.

No nos conocemos pero nos apoyamos.

Además con la misma idea de ser tribu, crea una revista digital con todos lo que estén interesados; con este mismo nombre: www.sertribu.com

Las redes de apoyo, el maternaje en colectivo y el interés por “el otro”  son motivos que nos impulsan a pasar de lo individual a lo colectivo y solo así poder ser parte de una misma tribu.

Todos los seres humanos necesitamos sostén, acompañamiento, solidaridad, comprensión y resguardo de otros miembros de nuestra tribu pero en la actualidad y sobre todo en las grandes ciudades muchos nos hemos quedado sin tribu, vivimos en soledad esperando acompañamiento.  Estamos a tiempo de detener el ritmo de vida agitado y dar paso a encuentros solidarios de crecimiento colectivo, lecturas que nos llenen el alma y consejos que nos hagan sentir  que no estamos solos.

Ser Tribu

 

¿Qué es educación para mí?

En la visita a Montessori de los Ángeles en Puebla, me comentan que esa tarde hay una plática con una conferencista con los papás. Me comentan que una vez al mes tienen reuniones con los papas sobre diferentes temas, para reflexionar juntos y resolver dudas.Edit visibility

Decido quedarme a la plática aunque sea un ratito. Y comienza con la siguiente pregunta:

“¿Qué es educación para mi?”

Esta es una pregunta que nos deberíamos hacer no solo los que trabajamos con niños, sino todo el que esté en relación con ellos, es decir, los padres y madres también.

” Lo que se transmite de generación en generación,( cómo nos relacionamos con otros, las tradiciones, las recetas de cocina, etc) es la esencia de la educación, pero de todo esto ¿Qué quiero conservar y transmitir?¿Qué quiero transformar?” y para contestar estas preguntas, podemos preguntarnos “¿De qué me quejo de mis papás y de lo que me dejaron?¿Qué quiero transformar?

Y una vez que cada uno a contestado estas preguntas, nos lanza la siguiente pregunta: “¿Cuál es mi jerarquía de lo que quiero educar?” Cada uno tiene su propia respuesta: la justicia, respetar la esencia del niño, el  amor, seguridad y confianza en uno mismo, etc.

Cuando cada uno responde esta pregunta, nos lanza otra pregunta “¿Cómo hago esto?”, por ejemplo: ¿Cómo digo que respete a otro?¿Cómo muestro la justicia?…¿ Es con comunicación verbal o no verbal?¿Creando hábitos y rutinas?¿ Con el ejemplo?¿Hay consecuencias o castigos?

Y así cada uno va buscando sus propias respuestas y reflexionando sobre todas estas cuestiones…

Algo muy interesante para todas y todos, ya que la educación está por todo, en todo momento y lo impregna todo.