¿Y después qué?

La vida es una historia

 

María Montessori habla de educación cósmica para referirse a una educación que integra y relaciona todo el conocimiento, que nos ayuda a preguntarnos y buscar respuestas a las grandes preguntas ( ¿ Quién soy yo?¿ Y para qué estoy aquí?) por medio de la observación y la reflexión y  nos ayuda a darnos cuenta que en esta vida , en este mundo y a lo largo del tiempo, todo y todos estamos relacionados.

Es muy profundo y apasionante el tema de la educación cósmica, algo de lo que nunca dejaremos de aprender. Pero para comprender un poco más, ahí va un ejemplo, un trabajo que estamos haciendo cada semana con los niños.

Este trabajo lo hago gracias a las  fotos del maravillos fotógrafo Yann Arthus Bertrand, autor de la muy recomendable película Home.  Estas fotos se pueden descargar en  http://www.ledeveloppementdurable.fr/biodiversite/.

Aviso a los niños que vamos a ver una foto, y muestro la foto que dice ” La vida es una historia” y pregunto “¿ Por qué dirá eso?” ( nota: se establece un diálogo a traves de preguntas en función de lo que contesten los niños)

Porque la vida es una historia como la que vimos en la línea de la vida” responden los niños,

recordando la historia que contamos mostrando la línea de la vida de María Montesori.

 

 

Línea de la vida

Línea de la vida

“¿ Y cómo empezaba la vida?”

Empezaba con una célula muy muy muy pequeña

un niño junta sus dedos pulgar e índice muy apretados para mostrar lo pequeña que era esa célula.

“¿ Y después qué pasaba?”

“Se juntaban”

“¿ Y para qué se juntaban?¿ Qué hacian juntas? por ejemplo qué ves cuando juntas los dedos, observemos” le digo al niño que juntaba sus dedos

Se queda un rato mirando sus dedos de un lado y de otro, hasta que dice” La piel

“¿Y para qué sirve la piel?”

Para que no se nos salga todo lo de adentro” y se ríen al imaginarse todo su interior sin piel

“¿ Y para qué más sirve?” y le toco la mano

Y con cara de sorpresa dice: “Para sentir”

“Así que se juntaron las células y algunas crearon la piel, ¿ Y qué mas pudieron crear?”

Se empiezan a mirar unos a otros “Los ojos, que sirvern para mirar, ver

y nos miramos a los ojos los unos a los otros.

Y los huesos

“¿ Y para qué sirven los huesos?”

Para sostenernos, si no estaríamos escachados

y se empiezan a reir y a imaginarse cómo sería su cuerpo sin huesos y cómo sería su cabeza sin huesos.

“¿ Y qué veis en la foto?”

Una ballena con su cría

Leo: “La ballena, mamífero marino, amamanta a su cría. Su antepasado vivió sobre la tierra antes de regresar a la vida marina.”

“¿ Recordais dónde surgieron los mamíferos?”

En la tierra

“¿ Qué vertebrados había antes de los mamíferos?”

Primero fueron los peces, después los anfibios que salieron del agua, depués reptiles, aves y mamíferos

“Pero si los mamíferos surgieron en la tierra ¿ Cómo es que hay mamíferos marinos?”

Y una niña que conoce la historia responde emocionada:

Porque hubo mamíferos que se acercaron al agua, hasta que poco a poco las patas se le convirtieron en aletas

Muestro un libro (Animales al límite, Combel ed.) donde se puede ver el proceso en el que los mamíferos terrestres poco a poco se convirtieron en mamíferos marinos, y comentamos todo esto.

Cómo un mamífero terrestre se convirtió en marino

Cómo un mamífero terrestre se convirtió en marino

Leo: “Es en los océanos donde probablemente se encuentra la mayoría de las especies del planeta. Son poco conocidos ya que los océanos son difíciles de explorar.

“¿ Creeis que esto es así?¿ Es en los océanos donde hay más especies del planeta?¿ Y por qué son difíciles de explorar?”

Se quedan un rato pensando sobre esto, cada cual argumenta sus ideas y

llegan a la conclusión que debe ser donde más especies del planeta hay.

Sigo leyendo y extendiendo una cinta de máquina registradora donde están escritos los días de la semana: “Es en los océanos que la vida pudo comenzar hace 3,8 billones de años. Si contásemos la historia de la Vida en una semana, las primeras formas de vida habrían nacido el lunes a las 00h, las primeras plantas habrían salido del agua 6 días más tarde, el domingo a las 4h10 de la mañana. Habría que esperar a las 8h31 para ver aparecer los reptiles” A medida que lo nombramos se extiende la cinta y se escribe sobre ella.

“¿ Y cuando crees que apareció el ser humano?”

Intentan adivinar: ” a las once, a las once y media, a las doce menos cinco...”

y solamente 32 segundos antes de la medianoche habría aparecido el ser humano

Los niños con cara de sorpresa intenta escribirlo en la línea, aunque se les hace díficil poner los últimos 32 segundos.  Colgamos el trabajo en la ventana para que todos lo puedan ver.

P1070462

P1070461

Y terminan preguntando “y si los mamíferos terrestres se adaptaron al agua ¿ los seres humanos algún día nos adaptaremos?¿ podremos vivir en el agua?

Y surge un rico debate con opiniones de lo más variadas.

Y así por medio del diálogo, reflexionan en este caso sobre la historia de la vida, cada uno da su opinión, argumentan. se escuchan, llegan acuerdos, y se les abren nuevos intereses.

Nota: Y es una pena no poder transcribir todo los diálogos que se dan entre ellos, al escribir siempre se pierde la espontaneidad, la sorpresa y la alegría de los niños.

Si quieres esta foto con todo el texto en español pincha aquí y descárgatela.

Ideietatik ametsak errealizatu (a partir de las ideas, realizando sueños)

Errealitatetik ideiak amestu,

ametsetatik errealitatea ideiatu,

ideietatik ametsa errealizatu.

Kashbad

(Partiendo de la realidad sonar ideas,

partiendo de los sueños idear la realidad

partiendo de las ideas realizar los sueños)

Una idea: hacer un viaje visitando escuelas y escribir un blog para compartir mi experiencia.

Pero ¿Por donde empiezo? ¿ Cómo organizo este viaje?¿ Qué escuelas visito? ¿ Qué priorizo? ¿Cómo me muevo?

Y todo esto teniendo escasos recursos económicos.

Pero ninguna de estas preguntas ni límites me echó para atrás. Al contrario, en un país donde la gente es muy cercana y está dispuesta ayudarte, yo hablaba con unos y otros, contaba mi idea, mis ganas de hacer, mandaba mails, llamaba por teléfono… y así poco a poco, paso a paso, el viaje se ha ido haciendo solo. Verdaderamente ha sido mucho más fácil de lo que nunca me hubiera imaginado, es como si solo tuviese que estar abierta a recibir las señales del viaje y dar el siguiente paso. Un paso me llevaba a otro, y otro  a otro; y eso que casi nunca sabía donde estaría al día siguiente, qué escuela vería, ni donde dormiría…pero cuando me dí cuenta que todo salía y dejé de preocuparme, todo fluyó todavía más… Y una de las mayores enseñanzas del viaje ha sido; que el resultado ha sido mucho mejor ,  más rico y me ha aportado más a todos los niveles de lo que nunca me hubiera podido imaginar; porque no podemos imaginarnos lo que no está en nuestra cabeza, no podemos controlar todo de antemano; y justo esto, tener la mente un poco abierta permite que ocurra lo inimaginable.

Nunca imaginé que en cada escuela que visitaba me iban a ofrecer alojamineto y comida ( lo que fue un gran apoyo a mi economía); nunca imaginé que iba a dormir desde un convento de monjas, a una mansión; nunca imaginé toda la gente linda que me iba a encontrar por el camino, que con una simple sonrisa o compartir una plática, me iba a aportar tanto , porque yo tengo algo de ellos, al igual que ellos tienen algo de mi, porque yo podría se cualquier de ellas; nunca imaginé que nunca terminaría de probar comida nueva en México y que el maiz podía ofrecer tantos platos y gustos ( desde los tacos, tlayudas, garnachas, pozole, y un largo etc); nunca imaginé que iba a bailar tanta salsa, cumbia y zapateado o que iba a haber un concierto de Amparanoia en el mismo pueblo donde yo estaba; nunca imaginé una diversidad de paisajes y gentes tan grande como tiene México…. y otras tantas cosas.

Y tantos aprendizajes que he tenido, también me ayudan a entender cuales son los procesos de aprendizaje, por los que todos pasamos y también los niños. Este video lo cuenta muy claro (pincha en la imagen):

zona de aprendizaje

Yo salí de mi zona de confort, por un sueño que tenía, y de verdad que el aprendizaje fue enorme…

Seguro que ahora viene otra fase de aprendizaje, diferente… que seguiré contando en el blog, porque me doy cuenta que  a este lado del charco hay muchas cosas que contar.

Yo os invito a que realicéis vuestros sueños, porque ¡Si se puede!

Varios reconocidos Montessori

Famosos empresarios, escritores, artistas y científicos atribuyen a la educación Montessori su espíritu libre y emprendedor. Entre ellos están Sergey Brin y Larry Page, fundadores de Google, quienes al ser entrevistados en 2004, como dos de las personalidades más fascinantes de ese año, destacaron que gran parte de su éxito lo debían a su pasado en las aulas Montessori, donde aprendieron a ser autodidactas, con iniciativa propia y a pensar por sí mismos, lo cual les dio libertad para seguir sus propios intereses.
Otros montessorianos fueron:
• Gabriel García Márquez, escritor ganador del Premio Nobel de Literatura 1982.
• Jeffrey P. Bezos, creador de Amazon.
• Jimmy Wales, fundador de Wikipedia.
• Jacqueline Kennedy Onassis, editora y ex-Primera Dama de Estados Unidos.
• Katharine Graham, dueña y editora del Washington Post.
• Anne Frank, autora del famoso diario sobre la Segunda Guerra Mundial.
• Peter F. Drucker, Management Guru.
• Julia Child, chef famosa, autora de numerosos libros de cocina.

Gabriel García Marquez

“El consuelo fue que en Cataca habían abierto por esos años la escuela montessoriana, cuyas maestras estimulaban los cinco sentidos mediante ejercicios prácticos y enseñaban a cantar. Con el talento y la belleza de la directora Rosa Elena Fergusson estudiar era algo tan maravilloso como jugar a estar vivos. Aprendí a apreciar el olfato, cuyo poder de evocaciones nostálgicas es arrasador. El paladar, que afiné hasta el punto de que he probado bebidas que saben a ventana, panes viejos que saben a baúl, infusiones que saben a misa. En teoría es difícil entender estos placeres subjetivos, pero quienes los hayan vivido los comprenderán de inmediato.
No creo que haya método mejor que el montessoriano para sensibilizar a los niños en las bellezas del mundo y para despertarles la curiosidad por los secretos de la vida. Se le ha reprochado que fomenta el sentido de independencia y el individualismo -y tal vez en mi caso fuera cierto-.
Me costó mucho aprender a leer. No me parecía lógico que la letra m se llamara eme, y sin embargo con la vocal siguiente no se dijera emea sino ma. Me era imposible leer así. Por fin, cuando llegué al Montessori la maestra no me enseñó los nombres sino los sonidos de las consonantes. Así pude leer el primer libro que encontré en un arcón polvoriento del depósito de la casa. Estaba descosido e incompleto, pero me absorbió de un modo tan intenso que el novio de Sara soltó al pasar una premonición aterradora: ‘¡Carajo!, este niño va a ser escritor’…”.
Fragmento de Vivir para contarla. Gabriel García Márquez.

¿Y después qué?

Y a ritmo de “Welcome to Tijuana” llego al aeropuerto de Tijuana.Desde aquí veo “el otro lado”, es decir Estados Unidos, separado por una valla con alambre de espino. Curiosa frontera; al pasarla por tierra en coche  hacia Estados Unidos filas de más de 4 horas y muchos chequeos por los que te pueden echar para atrás. Sin embargo de Estados Unidos hacia México, no hay aduana, ni hace falta parar, ni enseñar pasaporte, de hecho uno ni se da cuenta cuando entra en México. Ya tenía razón Manu Chao; “Welcome to Tijuana”.

Pero yo ya me voy y esta vez para Chihuahua; desierto del norte de México, tierra de Pancho Villa, de apaches y tarahumaras. Voy a ver el colegio Montessori más antiguo de toda latinoamérica, con 50 años de existencia, y mas de 500 alumnos desde comunidad infantil hasta secundaria ¿Qué me esperará? La realidad es que me han abierto las puertas, me han dicho que me puedo  quedar en un departamento que hay allí y que me vienen a buscar al aeropuerto. Casi ni me lo puedo creer: ¡Qué hospitalidad! y ¡Todo está saliendo genial!

Asi que después de dos horas de avión llego a Chihuahua, y al bajar pienso ¿Y quién me viene a recoger?¿Cómo las reconoceré? y efectivamente no veo a nadie que pueda identificar¿Qué hago? Pues me pongo a preguntar a la gente:”¿A quién está esperando?” pregunta ridícula, pero ¿Qué mas puedo hacer? Dejo mis cosas y espero, hasta que dos mujeres se me acercan y me dicen:”¿Ainara?” ¡Si, las encontré!

Me subo en el coche con ellas y me empiezan a platicar sobre Chihuahua; la importancia de la ganadería y agricultura, la historia de la ciudad, sobre la escuela y sobre su trabajo como guías. Las dos muy amables.  “¿Y cómo llegaron hasta Montessori?” y las dos me responden ” Es que estudiamos aqui toda casa de niños y taller”

Yo hasta que llegué a México no había conocido adultos que hubieran estudiado en escuelas Montessori, así que siempre que tengo la oportunidad pregunto qué recuerdan de su infancia. En general, me han dicho que recuerdan muchos materiales, momentos muy padres con los compañeros y recuerdos muy felices de la infancia.

“¿Y en qué crees que te ha aportado la educación Montessori para tu vida?” la verdad es que a todos los que he preguntado ( y me sorprende que sea a todos) me han contestado que en la creatividad, en ver muchos caminos ante una situación concreta, en vez de ver un solo camino, en buscar soluciones creativas a los problemas, ser capaces de ver soluciones donde otros no las ven.  Algunos además me han dicho que sienten que les ha aportado confianza en sí mismos y asumir la responsabilidad de sus actos.

Otros tambien me han dicho que les sirvió para darse cuenta que  no tenían que depender tanto del adulto, porque cuando necesitaban algo, siempre había algún compañero o compañera  que les podía apoyar, y de la misma manera ellos podían apoyar a uno menor o simplemente que lo necesitara. Y eso lo aplicaban ahora como adultos.

Pienso en dos adolescentes que conocí de 17 y 18 años, que estudiaron en diferentes escuelas, y los conocí en diferentes momentos. Sentí que aunque no me conocían, tenían una relación muy natural conmigo, incluso con curiosidad sobre mi vida. Los dos habían vivido en Estados Unidos, y aunque fueron sin saber inglés, dicen que aprendieron rápidamente,  habían viajado por otros países, y tenían ganas de viajar más. De la adaptación a la secundaria me contaron que aunque les parecía un poco aburrido, y no entendían por qué tenían que hacer todos todo a la vez y estar sentados, que se adaptaron muy rápido y les fue muy bien.

Y la verdad es que me parece muy buena señal, cuando conozco personas que se educaron en colegios Motessori y ahora son guías o están estudiando para ello. En esta situación he conocido en el poco tiempo que llevo unos diez. Y como ejemplo una guía de Palo Solo y aqui cuenta su historia.

¡Qué no sea por preguntar! Seguiré caminando y preguntando, porque para mi es un placer cada una de las historias que me comparten. Así que GRACIAS  a cada uno de ustedes.