Alavida

La pasión se transmite… y la pasión vuelve

Este post lo escribo desde el cariño y la emoción.

Ya he escrito sobre la pasión que se transmite… pero en este caso la pasión transmitida me ha vuelto.

Hace unos días fui de visita a la escuela donde trabajé el curso escolar pasado. Antes de ir, ya me habían dicho que los niños y niñas estaban diciendo que me echaban de menos. Y yo que también les echaba de menos, muy emocionada admití la invitación de ir a visitarles.

Llegué a la hora del desayuno, y una de las niñas se lanzó a mis brazos para saludarme. Después de saludar a todos los que conocía ( ya que había muchos que no conocía), desayuné con ellos y varias niñas me invitaron a escuchar un kamisibahi que recitaban acompañado de música. Dos niñas tocaron una canción al piano que yo misma les había enseñado, y ahí me di cuenta cómo las pequeñas cosas, las pequeñas acciones que una hace con cariño, se transmiten y se expanden como la pasión.

P1100481

Las niñas tocan el piano mientras otra cuenta la historia

La historia era sobre un perro verde llamado Pistacho, que sufre por ser distinto… y la música cambiaba según si era un momento alegre, de sufrimiento, etc… Al final un consejo perruno: “Cada uno es cada uno, y cada quién es cada quién”

Seguí por ahí, hablando con ellas con mucho cariño; varias me dijeron que me habían echado de menos, y otros me mostraron espacios y trabajos que estaban realizando; de botánica, zoología, etc..

Después de tres cambios de espacio que hubo el curso escolar pasado, ahora la escuela se encuentra en un espacio nuevo, grande, luminoso y más estable. Y me encantó ver materiales y propuestas que yo había realizado con mis propias manos, que los niños y niñas seguían usando.

Parece que una parte de mi estaba y está ahí, pero sin apego; al contrario, me encantó darme cuenta que todo el trabajo realizado tuvo y sigue teniendo un sentido, que se sigue compartiendo y transmitiendo.

¡Por eso solo quiero compartiros mi alegria!¡E invitar a cada uno de vosotros que estéis donde esteis, hagáis las cosas con pasión, con ilusión y con el corazón! porque los frutos de todas esas semillas plantadas quién sabe cuáles serán, ni hasta dónde llegarán, pero las cosas hechas de esa manera tiene frutos seguros.

Tutorías con los niños; herramienta clave en primaria

Hace años ,a medida que los niños crecían y pasaban a la edad de primaria, nos dimos cuenta que cambiaban de etapa, y con esto necesitábamos nuevas herramientas para el trabajo y la relación con ellos.

La solución que encontramos fue sentarnos a hablar con ellos en algo que entonces llamamos tutorías. Era un momento en el que semanalmente nos sentábamos con cada niño, para preguntarle por sus intereses, para ayudarle a organizar su trabajo, para ver el progreso de este, etc…

Pero no solo eso, ya que lo más importante era el seguimiento integral de cada uno de los niños; preguntarles cómo se sentían, cómo eran las relaciones con otros niños, hablar sobre algún conflicto, ayudarles a encontrar herramientas para su progreso, a niños con poco orden ayudar a ordenar, etc… era un momento en el que se escuchaba al niño, el se podía expresar y hacerse cargo de su aprendizaje a todos los niveles, tanto cognitivo, como emocional y social.

Como adultos nos toca lo primero escuchar y pensar qué podemos aportar a ese niño, entendiéndolo integralmete, desde el nivel que está y siempre con confianza en él. Y todo lo que anotamos en estas tutorías es lo que nos ayuda a hacer el seguimiento y la programación de cada niño. Así si podemos decir que cada niño tiene su propio proceso y aprendizaje; sin esta herramienta sería muy difícil que esto fuera así.

Esta ha sido una herramienta clave para el trabajo en primaria, sin esto creo que todo lo demás perdería su equilibrio. Y a pesar de que ha cambiado en su forma, periodicidad, manera de apuntar, etc. es una herramienta que seguimos utilizando.

De esta manera buscamos un momento tranquilo para cada niño, en el que trae todos sus trabajos, hablamos sobre cómo le va, nos cuenta nuevos intereses, ordenamos sus cosas, organizamos el futuro trabajo, etc… Esta tutoría al ser individual, cambia mucho de un niño a otro, ya que lo que cada uno necesita es diferente; con la niña que le cuesta concentrarse hablamos sobre eso y nos da posibles soluciones que va a probar como ponerse tapones en los oído; con el niño que tiene intereses pero le cuesta llevarlos a la práctica hablamos sobre esto y pensamos una manera de poder organizar su tiempo , que en este caso fue organizarse un horario de trabajo; con el que tiene todos sus trabajos desordenados, damos pautas para que los ordene; o con la niña que comienza muchos trabajos, pero no los termina, al observar todos los trabajos que tiene sin terminar le proponemos que busque una solución a esto.

También hablamos sobre qué trabajos quiere hacer en grupo, cómo le va, sobre malestares que ha podido surgir por algún conflicto o sobre algún tema que le preocupa.

Y todo esto y los acuerdos los anotan tanto el niño como el adulto en su cuaderno. Hay muchas manera de llevar estas anotaciones, y cambia mucho con cada niño y sobre todo con la edad; ya que los pequeños con escribir sus intereses en una lista tienen suficiente, mientras que los mayores encuentran diversas formas de anotarlo y organizarse.

Niña mostrando y ordenando sus trabajos

Niña mostrando y ordenando sus trabajos

En base a todos estos acuerdos funciona el día a día, se crea la confianza, se comprende mejor al niño y se hace su seguimiento.

Y aunque yo hace años, cómo no, en Montessori ya se hace así. Y en este video se puede ver perfectamente, cómo estas encuentros con los niños se puede encontrar el equilibrio entre la libertad y la responsabilidad. Se ve cómo son esos momentos entre la guía y la niña, donde lo único que le pregunta es ¿Qué crees sobre esto? y la niña se hace cargo de esta situación, con plena confianza de la guía.

 

Pincha para ver el video

Pincha para ver el video

Eso si, yo nunca lo he conseguido hacer como ellas cuenta en 5 -10 minutos, tal vez porque nunca he estado con 30 niños, pero me parece difícil.

Como bien dicen es el momento en el que cada niño piensa ” Mi profesora se preocupa por mi”

Y no solo eso, se trabajan las relaciones entre ellos, hacen representaciones de  situaciones de gracia y cortesía, preparan conferencias… a cada momento tienen que tener la oportunidad de hacerlo y resolverlo por ellos mismos. La guía solo piensa “¿Están progresando?¿Están encontrando soluciones o se están frustrando?”… porque esta es la única manera de que ganen esta autonomía que les corresponde a esta edad.


Y a nivel personal, todas estas herramientas me han servido para hacerme cargo de mi proceso, decidir cuales son mis intereses, organizarme para llevarlos a cabo, ver las partes que puedo mejorar, etc… y todo esto es exactamente lo que estoy haciendo ahora.

 

Y no solo eso, he tenido la oportunidad de hacer tutorías a adultos, y han sido verdaderas herramientas para hacer lo que cada uno pueda hacer lo que quiere. Hoy en día se podría decir que estas tutorías son sesiones de coaching.

¡Os invito a que lo probéis!

Diseñando un espacio de taller ( continuación)

Una vez se han tomado todas las decisiones explicadas en 3 claves para diseñar un espacio, se comienza con cada una de las zonas.

En taller o primaria las zonas básicas son : matemáticas, geometría, lengua, cósmica ( con zoología, botánica, geografía e historia) y su zona de experimentos , mesa de observación y biblioteca.

Ademas debe haber una zona con los materiales de papelería, espacios individuales para cada niño ( casilleros, etc), zona de almuerzo, zona para la guía ( que es la que siempre se olvida), almacén con cosas de repuesto ( que puede estar en el exterior) y una zona diáfana donde poder reunir a todos lo niños.

Y es muy recomendable que haya zonas de: música, artes plásticas y manualidades, y alguna zona con juegos.

Ahí con todos los criterios anteriormente explicados, comienza el diseño del rompecabezas, para lo que también hay que tener en cuenta las estanterías que se disponen. Lo ideal es tener estanterías diseñadas a medida para el lugar y la altura de los niños, pero esto no es tan fácil así que muchas veces se hace con lo que hay.

En esta fase en la que se está diseñando cada rincón, en mi experiencia lo más práctico es lanzar ideas de posibilidades donde va cada zona, y probarlo moviendo las estanterías, porque in situ se ve más que en la cabeza. Así que esta es la fase en la que ¡Hay que sacar los músculos y probar y probar y probar!

Y una vez que están las estanterías solo queda ir colocando los materiales en una secuencia lógica; parece que es poco, pero ¡Se tarda un rato!

Y por último se distribuyen mesas, sillas, alfombras, etc. por el espacio, creando rincones de trabajo en mesa, de trabajo en el suelo y diáfanos.

Así que manos a la obra. Así quedaron nuestros rincones, teniendo en cuenta que había bajos recursos, pero muchas horas de trabajo:

  • Cósmica
Zona de cósmica

Zona de cósmica

Zona de geografía y biología

Zona de geografía y biología

Y mesa de observación, que ahora tiene a los escarabajos

Y mesa de observación, que ahora tiene a los escarabajos

  • Lengua
    Rincón de lectura

    Rincón de lectura

    P1070708

    Estantería improvisada de gramática

    Estantería improvisada de gramática

     

  • Matemáticas

    Zona de matemáticas

    Zona de matemáticas

  • Geometría
  • Geometría Manulidades

P1070721

  • ExperimentosP1070722
  • Papelería y casilleros de los niños

P1070710

 

¡Jo remueve mucho volver a ver las fotos de este espacio!¡Y más mostrarlas de una manera tan pública!

Espero que os sirvan

3 claves para diseñar un espacio

Durante el curso pasado, por diversas circustancias, me tocó diseñar y montar 3 espacios y otros tantos para adultos.

Como no hay mal que por bien no venga, de toda esta experiencia he sacado varias claves personales que me ayudan a diseñar y montar espacios.

Lo primero y esencial es pensar y diseñar cómo va a ser el día a día y en función de eso se diseñará el espacio, no al revés. Es decir, se piensa cómo es la llegada de los niños, dónde dejan sus cosas, cómo y donde trabajan, si pueden salir y cómo, cómo es el desayuno y todo lo que necesitan para este…

1- La entrada de los niños es fundamental. Lo ideal sería diseñar un espacio separado del salón donde los niños se quitan los abrigos y los cuelgan en los percheros, tal vez se quitan las zapatillas, con alguna silla para sentarse, etc.

En función del espacio, habrá que pensar distintas opciones para dejar los abrigos y si se quitan las zapatillas un sistema donde dejarlas y algún lugar para sentarse.

En Tipai dejan los abrigos fuera en un perchero, cada cual en su percha

En Tipai dejan los abrigos fuera en un perchero, cada cual en su percha

y cada niño tiene su espacio para sus zapatillas o pantuflas

y cada niño tiene su espacio para sus zapatillas o pantuflas

Cada cual en su espacio debe pensar qué es lo más adecuado para que la entrada sea tranquila y les permita la mayor autonomía posible.

2- El desayuno o almuerzo también debe estar bien pensado y diseñado. Yo he visto y experimentado dos opciones, y las dos tienen muchas ventajas; una es que lo niños coman todos juntos en el mismo momento, de manera que hay algunos niños que se encargan de preparar la mesa, el desayuno e incluso puede que de servir. De esta manera realizan un gran trabajo de responsabilidad, cálculo, organización, toma de decisión e incluso escritura..

P1040173

Dos niños de 6-7 años preparando el almuerzo para sus 20 compañeros

P1070410

Hay que calcular cuantos platos, vasos etc poner. Y cómo repartir la comida en cada mesa

Está claro que si se decide este desayuno tiene que haber mesas, sillas, platos, vasos, y todo lo que puedan necesitar para todos.

La otra opción de desayuno es que los niños puedan desayunar en una mesa que está en el espacio cuando quieran, eso si un número limitado de niños, por ejemplo 3. De esta manera los niños cuando quieren se cogen sus cosas, desayunan y las recogen.

P1040401

Mesa preparada para que coman 3 niños en el momento que les entre hambre

Incluso he visto escuelas que lo tienen preparado para hacerlo de las dos manera; normalmente de 3 en 3, pero si es necesario tienen todo para que puedan comer todos los niños.

P1010606

En este caso una de las mesas del espacio está pensada para la comida y tiene que haber todo lo necesario para que puedan comer y un sistema de organizarse.

En ambos caso lo que tiene que estar muy claro es qué hacen después de comer; si hay alguien que limpia lo de todos, si cada niño limpia lo suyo, si todo vuelve a su lugar, etc. con todo listo para que esto funcione.

Fregadero a la altura de los niños

Fregadero a la altura de los niños

3- Tener muy en cuenta los elementos limitantes del espacio. Si entramos a un espacio que no está diseñado como salón, hay que mirar muy bien:

  • Dónde está el agua y su acceso, de manera que esté cerca de todos las actividades que necesiten agua, como comida, experimentos, manualidades. Y adaptarlo para que sea cómodo para los niños.
P1070723

Lavabos cerca de manualidades y experimentos

  • Los enchufes también pueden  limitar alguna actividad que los necesite. En nuestro caso el teclado necesitaba enchufarse, por lo que había que ponerlo al lado del enchufe.
  • Aprovechar los lugares más luminosos para zonas agradables y zonas más oscuras para otros usos.
  • Separar las zonas más ruidosas de las zonas mas tranquilas.
  • Buscar la mayor visibilidad de todo el espacio, por lo que si se pone algún mueble  cruzado debe permitir esta visibilidad. Por esta razón los salones Montessori suelen ser un solo espacio diáfano de manera que todo esté visible. Esto depende mucho del espacio que se tenga, pero dentro de esto se busca esta visibilidad. Está interesante también que la mesa de la guía esté en algún lugar con mucha visibilidad.

Teniendo todos estos factores en cuenta ya se puede ir diseñando, donde irá cada espacio, que hay que probar hasta que se encuentra lo más adecuado.


 

En el próximo post continuaré contando claves para diseñar cada uno de los rincones, ilustrado con las fotos de cómo nos quedó el último espacio. Si no te lo quieres perder… suscríbete.

El aire que respiramos

Hoy traigo otra foto de Yann Arthus Bertrand.

Miramos la foto y los niños comienzan a describir lo que ven.

Hay árboles, una carretera… y niebla

¿Habéis visto alguna vez la niebla?¿Qué es?

Contestan que si que la han visto “La niebla son nubes bajas

Leo: El aire que respiramos ¿Qué es el aire que respiramos?¿ De donde viene?

Y todos contestan que el aire viene de las plantas ( parece que todos lo saben)

Leo: El oxígeno es indispensable para los seres vivos ¿ De donde viene el oxígeno? De las plantas y las algas que son, igualmente, seres vivos.

Sigo leyendo: Sin la presencia de vegetales no existirían sobre la tierra ni animales ni seres humanos. 

No hace falta ser grande para ser indispensable: el 70% del oxígeno de la atmósfera es proporcionado por las algas microscópicas que viven en la superficie de los océanos. El resto es producido por el crecimiento de las plantas terrestres.

Pido a los niños que  traigan el material y vemos cuánto es el 70% y cuánto es el resto.

De 100 si cogemos 70, es el 70 por ciento, la cantidad de oxígeno proporcionado por las algas

De 100 si cogemos 70, es el 70 por ciento, la cantidad de oxígeno proporcionado por las algas

El resto son el 30 por ciento, el oxígeno proporcionado por las plantas terrestres

El resto son el 30 por ciento, el oxígeno proporcionado por las plantas terrestres

Pregunto: ¿ Es verdad eso?¿ Las plantas proporcionan oxígeno?¿ Alguien quiere hacer un experimento para demostrarlo? . Tres niñas dicen que les gustaría hacerlo.

Sigo leyendo: Los vegetales permiten que el aire pueda ser respirado además de jugar un papel importante en el ciclo del agua. Dos tercios del agua de lluvia que cae sobre los continentes regresa a la atmósfera a través de las plantas. 

Y con el material mostramos cuánto es dos tercios.

Por ejemplo, en un solo día, un olmo puede echar 300 litros de agua en forma de vapor.

Intentamos calcular  e imaginarnos cuánto son 300 litros de agua.

Pregunto: ¿ Es verdad que las plantas echan agua a la atmósfera?¿ Alguien quiere hacer un experimento para demostrarlo? 6 niñas quieren hacerlo, así que organizamos grupos para poder hacerlo.

Cuando ya hemos terminado con la foto, la pegamos en la pared para que nos acompañe día a día.

 

Foto al lado de los claveles que nos servirán para hacer otro experimento de botánica

Foto al lado de los claveles que nos servirán para hacer otro experimento de botánica


 Organizamos los grupos que harán los experimentos. Estos experimentos están escritos en forma de tarjetas, ya que son experimentos Montessori de botánica, por lo que los niños se organizan para leerlos y buscar todo el material.

Las niñas de 6 años que están con el experimento del oxígeno, salen al exterior a buscar una hoja ancha, la meten en un vaso de agua y la dejan una hora al sol.

Al pasar la hora, se dan cuenta que han salido burbujas por el envés de la hoja, es decir por la parte de abajo, y saltan de la emoción al ver las burbujas.

Después de esto con el cartelón Montessori podemos mostrar cómo ocurre la fotosíntesis dentro de una hoja. Y aunque parezca increible estas niñas ya pueden comprender la fotosíntesis con 6 años, porque la acaban de experimentar.

Experimento y cartelón de la fotosíntesis

Experimento y cartelón de la fotosíntesis


Por otro lado, el otro grupo, el que quiere experimentar con el agua que echan las plantas, leen la tarjeta del experimento y buscan todos los materiales. Así salen afuera a buscar una planta de hoja ancha no muy grande y le ponen una bolsa transparente encima atada con una goma. Después de una hora al sol, se dan cuenta que la bolsa que cuando la pusieron estaba seca ahora está mojada. ¿ Y de donde ha salido ese agua? la bolsa se ha mojado por el agua que echan las hojas, es decir han vivido qué es la transpiración de las plantas .

Cada niño anota todo lo que ha descubierto en su cuaderno de experimentos.


Esta es la educación cósmica de la que hablaba María Montessori, donde todo está relacionado, donde todo primero se vive, se experimenta, donde se aprende de la observación y de las propias conclusiones, donde surge del propio interés, y cada pregunta abre más preguntas; donde los niños superan retos a su nivel, con una dificultad a cada paso; donde poco a poco descubrimos el mundo que nos rodea y las relaciones entre sí; donde trabajamos en equipo, colaboramos….


Al igual que el magnifico autor de estas fotos comparte este valiosísimo material, yo la comparto traducida.

Si quieres esta foto con todo el texto en español pincha aquí y descárgatela y si estas interesada en los experimentos  y los carteles, los tienes disponibles.

(más…)

La vida es una historia

 

María Montessori habla de educación cósmica para referirse a una educación que integra y relaciona todo el conocimiento, que nos ayuda a preguntarnos y buscar respuestas a las grandes preguntas ( ¿ Quién soy yo?¿ Y para qué estoy aquí?) por medio de la observación y la reflexión y  nos ayuda a darnos cuenta que en esta vida , en este mundo y a lo largo del tiempo, todo y todos estamos relacionados.

Es muy profundo y apasionante el tema de la educación cósmica, algo de lo que nunca dejaremos de aprender. Pero para comprender un poco más, ahí va un ejemplo, un trabajo que estamos haciendo cada semana con los niños.

Este trabajo lo hago gracias a las  fotos del maravillos fotógrafo Yann Arthus Bertrand, autor de la muy recomendable película Home.  Estas fotos se pueden descargar en  http://www.ledeveloppementdurable.fr/biodiversite/.

Aviso a los niños que vamos a ver una foto, y muestro la foto que dice ” La vida es una historia” y pregunto “¿ Por qué dirá eso?” ( nota: se establece un diálogo a traves de preguntas en función de lo que contesten los niños)

Porque la vida es una historia como la que vimos en la línea de la vida” responden los niños,

recordando la historia que contamos mostrando la línea de la vida de María Montesori.

 

 

Línea de la vida

Línea de la vida

“¿ Y cómo empezaba la vida?”

Empezaba con una célula muy muy muy pequeña

un niño junta sus dedos pulgar e índice muy apretados para mostrar lo pequeña que era esa célula.

“¿ Y después qué pasaba?”

“Se juntaban”

“¿ Y para qué se juntaban?¿ Qué hacian juntas? por ejemplo qué ves cuando juntas los dedos, observemos” le digo al niño que juntaba sus dedos

Se queda un rato mirando sus dedos de un lado y de otro, hasta que dice” La piel

“¿Y para qué sirve la piel?”

Para que no se nos salga todo lo de adentro” y se ríen al imaginarse todo su interior sin piel

“¿ Y para qué más sirve?” y le toco la mano

Y con cara de sorpresa dice: “Para sentir”

“Así que se juntaron las células y algunas crearon la piel, ¿ Y qué mas pudieron crear?”

Se empiezan a mirar unos a otros “Los ojos, que sirvern para mirar, ver

y nos miramos a los ojos los unos a los otros.

Y los huesos

“¿ Y para qué sirven los huesos?”

Para sostenernos, si no estaríamos escachados

y se empiezan a reir y a imaginarse cómo sería su cuerpo sin huesos y cómo sería su cabeza sin huesos.

“¿ Y qué veis en la foto?”

Una ballena con su cría

Leo: “La ballena, mamífero marino, amamanta a su cría. Su antepasado vivió sobre la tierra antes de regresar a la vida marina.”

“¿ Recordais dónde surgieron los mamíferos?”

En la tierra

“¿ Qué vertebrados había antes de los mamíferos?”

Primero fueron los peces, después los anfibios que salieron del agua, depués reptiles, aves y mamíferos

“Pero si los mamíferos surgieron en la tierra ¿ Cómo es que hay mamíferos marinos?”

Y una niña que conoce la historia responde emocionada:

Porque hubo mamíferos que se acercaron al agua, hasta que poco a poco las patas se le convirtieron en aletas

Muestro un libro (Animales al límite, Combel ed.) donde se puede ver el proceso en el que los mamíferos terrestres poco a poco se convirtieron en mamíferos marinos, y comentamos todo esto.

Cómo un mamífero terrestre se convirtió en marino

Cómo un mamífero terrestre se convirtió en marino

Leo: “Es en los océanos donde probablemente se encuentra la mayoría de las especies del planeta. Son poco conocidos ya que los océanos son difíciles de explorar.

“¿ Creeis que esto es así?¿ Es en los océanos donde hay más especies del planeta?¿ Y por qué son difíciles de explorar?”

Se quedan un rato pensando sobre esto, cada cual argumenta sus ideas y

llegan a la conclusión que debe ser donde más especies del planeta hay.

Sigo leyendo y extendiendo una cinta de máquina registradora donde están escritos los días de la semana: “Es en los océanos que la vida pudo comenzar hace 3,8 billones de años. Si contásemos la historia de la Vida en una semana, las primeras formas de vida habrían nacido el lunes a las 00h, las primeras plantas habrían salido del agua 6 días más tarde, el domingo a las 4h10 de la mañana. Habría que esperar a las 8h31 para ver aparecer los reptiles” A medida que lo nombramos se extiende la cinta y se escribe sobre ella.

“¿ Y cuando crees que apareció el ser humano?”

Intentan adivinar: ” a las once, a las once y media, a las doce menos cinco...”

y solamente 32 segundos antes de la medianoche habría aparecido el ser humano

Los niños con cara de sorpresa intenta escribirlo en la línea, aunque se les hace díficil poner los últimos 32 segundos.  Colgamos el trabajo en la ventana para que todos lo puedan ver.

P1070462

P1070461

Y terminan preguntando “y si los mamíferos terrestres se adaptaron al agua ¿ los seres humanos algún día nos adaptaremos?¿ podremos vivir en el agua?

Y surge un rico debate con opiniones de lo más variadas.

Y así por medio del diálogo, reflexionan en este caso sobre la historia de la vida, cada uno da su opinión, argumentan. se escuchan, llegan acuerdos, y se les abren nuevos intereses.

Nota: Y es una pena no poder transcribir todo los diálogos que se dan entre ellos, al escribir siempre se pierde la espontaneidad, la sorpresa y la alegría de los niños.

Si quieres esta foto con todo el texto en español pincha aquí y descárgatela.