Y el interés….

Son bastantes las escuelas Montessori que he visitado hasta ahora y la verdad es que todas son diferentes en muchos aspectos, pero uno que hace que sean diferentes es su relación con la SEP ( secretaría de educación pública) y cómo abordan el curriculum. La verdad es que son muchas las que están adscritas a la SEP, pero algunas de ellas no lo están, por lo que no tienen la obligatoriedad de cumplir ningún curriculum.

Dentros de las que siguen la SEP he visto una variedad muy amplia; algunas siguen los libros de texto secuenciando los contenidos en pequeños grupos y en algunos casos utilizando materiales Montessori para realizar los ejercicios. En este caso observé que los niños y niñas no tenían ninguna libertad de elegir su propio trabajo, mas que en momentos muy puntuales en los que no tenían ninguna tarea pendiente. Con alguna guía que tuve la ocasión de hablar me comentó que para ellas era bastante estresante tener que seguir los contenidos, y que observaban que no era adecuado para todos los niños y niñas, ya que no se iba al ritmo de ellos.

En otras las guías me han contado que tienen una planificación anual de los mínimos que tienen que cumplir y para eso ellas van dando presentaciones a lo largo de todo el curso generalmente por edades.

Y he observado otras en las que los niños y niñas trabajan según sus intereses y las guías dan prioridad a esto antes que a cualquier requisito de la SEP. Así ellas solamente siguen sus intereses y abren las puertas a nuevas posibilidades.

Y relacionado con todo esto me viene la imagen de un momento concreto en el que comenzaron el día en círculo y la guía les dijo que se pusieran a trabajar. Algunos niños eligieron un material y a otros se lo propuso la guía. Observo a un niño que agarra el material de los sellos para hacer sumas de 4 cifras; lo miro, mueve alguna ficha, mira a todas partes, me mira a mi… durante más de media hora no hace nada. Tiene cara de desinterés y sus comentarios dan a entender que no le gusta la actividad. Se pasa toda la mañana sentado, con ese material delante y sin hacer nada.

Me viene a la cabeza un método de observación en el que cada 15 minutos se mira a todos lo niños y se cuenta cuántos de estos están trabajando. Pero en este caso, este niño que está con su material, sentado y en silencio ¿Está trabajando?

Verdaderamente me llega su falta de interés y aburrimiento y me pregunto¿No habría encontrado en este tiempo algo que le hubieran interesado?¿Cómo habría sido su trabajo en ese caso? Personalmente me parece una doble pérdida de tiempo; por un lado no hace lo que se supone que debería hacer, pero por otro no está haciendo lo que de verdad le podría interesar.

Recuerdo que hasta en la carrera de magisterio, y en la educación tradicional, se dice que el aprendizaje surge del interés del niño; pero como adultos ¿ Qué hacemos para que esto se pueda dar?¿Y qué hacemos que lo impide por completo?

Desde luego si me miro a mi misma, todas la cosas que me interesan las aprendo sin problema, aunque me cuesten trabajo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s